Vanguardia
El combinado nacional de uno de los países más pobres del Mundo debutó en la Copa Africana de Naciones, acabó invicto la Fase de Grupos y llegó hasta los Cuartos de Final, con sólo cuatro jugadores profesionales y un sinfín de carencias

Madagascar, tal vez sólo recuerde a una íconica película de Dreamworks, pero ahora está en los planos importantes del futbol global, pues debutaron en 2019 en la Copa Africana de Naciones, alcanzando los Cuartos de Final.

La película de Dreamworks alcanzó grandes cifras en taquilla/Tomada de Internet

Quién iba a imaginar que el protagonismo que un león, una cebra, una jirafa y un hipopótamo habían tenido en la cinta, ahora iba a ser intercambiado por un grupo de valientes futbolistas africanos que situaron a la isla de 587 mil kilómetros de superficie, en las portadas de los diarios de balompié global.

Si bien, el camino de la Selección dirigida por Nicolas Dupuis acabó hoy tras caer 3-0 ante el experimentado Túnez (campeones en 2004 y con 17 participaciones en el torneo), con goles de Ferjani Sassi, Youssef Msakni y Naim Sliti, la instancia a donde llegaron y la historia que vivieron dentro de la competencia es de una verdadera "Cenicienta".

Túnez vence 3-0 a Madagascar y frustra el sueño de la 'Cenicienta' de la Copa Africana de Naciones/EFE

Apenas en 2013, los africanos se encontraban en el lugar 187 del Ranking de la FIFA sobre 211 selecciones que componen el conteo. Al menos un euro al día es el salario del más del 70 por ciento de 25 millones de habitantes que componen Madagascar, por lo que la práctica del futbol es un escaparate a sus problemas.

"Es una pena que se conozca a Madagascar a través de una película de ficción y no a través de un logro de la vida real", dijo el capitán Faneva Imà Andriatsima en una entrevista a la BBC después de lograr la inédita clasificación para jugar la Copa Africana.

¿Cómo llegaron a Cuartos? Antes de caer ante los tunecinos, Los Bareas (apodo que se relaciona con los cebús, una especie de bovinos), debutaron en la Copa Africana de Naciones después de que tuvieron marca pefecta en la fase de grupos, con dos triunfos y un empate, incluída la victoria ante Nigeria que les dio el pase a octavos, donde eliminaron en penaltis a RD Congo.

En una comparativa similar con muchos combinados de la Concacaf, sólo cuatro jugadores, Morel (Olympique de Lyon), Fontaine (Reims), Abel (Ludogorets) y Ilaimaharitra (Charleroi) juegan en una primera división europea. Morel, quien seguramente sea el más destacado, lleva lesionado desde el primer día.

Morel, es el jugador más destacado de Los Bareas, y milita para el Olympique de Lyon/Tomada de Internet

El heroísmo de los pupilos de Dupuis viene desde su nación. Siendo la isla más grande de África, la cuarta más grande del mundo y uno de los 10 países más pobres del globo en relación al PIB per cápita, de acuerdo con el último informe emitido por el Fondo Monetario Internacional, es el cuarto país con la tasa de desnutrición más alta.

Dupuis es el DT de la famosa Selección/Tomada de Internet

Con un equipo en donde milita un futbolista llamado Romario Baggio, que junta a los dos finalistas del Mundial de 1994 el brasileño Romario y el italiano Roberto Baggio, Madagascar no es sólo una película animada taquillera y cumplió el sueño de jugar una Copa Africana de Naciones y llegar a los Cuartos de Final.

Romario Baggio el futbolista de peculiar nombre en Madagascar/Tomada de Internet

Sueño que no hubiera ocurrido sin el aporte de su presidente, Andry Rajoelina, quien financió, de su bolsillo, 175 mil euros para los gastos de la Selección, aportación que ahora es nada a comparación de lo logrado por Los Bareas.

Sus fanáticos están agradecidos por lo que Madagascar alcanzó/Tomada de Internet
Aún así, siguen siendo uno de los países más pobres del Mundo/Tomada de Internet