La menor de 8 años murió en un hospital de Cancún, Quintana Roo, por ingerir ácido muriático obligada por Reyna 'N', actual pareja de su padre. Foto: Especial
Reyna N habría engañado a Kimberly para que tomará el ácido diluido en varias bebidas como agua o jugo. La mujer tenía cuidado en darle las bebidas a la niña cuando su padre no se encontraba

Cancún, Quintana Roo.  Según medios locales, la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo investiga como homicidio la muerte de Kimberly 'N', de ocho años, que falleció el pasado martes por ingerir ácido muriático, según consta en la denuncia y en la carpeta de investigación.

Tanto la madrastra de la menor, como su padre fueron buscados por varios días por la justicia, pues la madre de la pequeña de 8 años señaló a la pareja sentimental de su ex como la responsable de haber obligado a su hija a tomar el ácido muriático que le costó la vida. Ambos se encontraban prófugos.

Durante el sepelio de Kimberly, su madre, Rocío 'N', la madre de la niña dio a conocer que el informe médico del Hospital General detalla que la niña tuvo un choque séptico y presentaba quemaduras en el tubo digestivo por la ingesta del ácido.

La mamá de la menor contó que fueron abandonadas por el papá de Kimberly, José 'N', que se fue a vivir con otra mujer.

Luego de unos meses el progenitor, a través de un pleito legal, le quitó a la menor a la madre, que continuó con los trámites y apenas el miércoles su abogado le informó que ya tenía la patria potestad de la niña, un día después de que Kimberly fallecería en el hospital.

Foto: Especial

FUE DETENIDA

Reina “N” fue detenida por elementos de la Fiscalía General de Quintana Roo, esto en inmediaciones de la Central de Autobuses; fue señalada como presunta responsable del homicidio de la niña Kimberly, quien falleció en un hospital Cancún por complicaciones derivadas de la ingesta de ácido muriático.

En conferencia de prensa, Óscar Montes de Oca Rosales, titular de la Fiscalía estatal, informó que la mujer que habría obligado a la menor a beber ácido, bajo la amenaza de que si decía algo, le iría peor.

El esposo sigue sin ser localizado.