Gerardo Rodríguez Acosta, uno de 'Los Porkys', junto a su madre. Foto: Especial
“¿Por qué no esperaron?, ¿qué hay detrás de todo este linchamiento mediático en contra de mi hijo?”, cuestiona la madre. Y agrega: “Piensen, razonen por un momento, aunque sea mucho pedir, el daño que le han hecho a mi hijo”

Ciudad de México.- La madre de uno de los jóvenes señalados por la presunta violación de la menor Daphne Fernández en Veracruz, recriminó a los medios de comunicación nacionales e internacionales, a los líderes de opinión, al padre de la joven, Javier Fernández, a ella, y a la opinión pública, el “juicio sumario en contra de su hijo”.

En un carta difundida por el medio veracruzano El Dictamen, Rocío Acosta Fernández de Rodríguez, madre de Gerardo Rodríguez Acosta, el único de los cuatro jóvenes señalados por la agresión al que no se le giró orden de aprehensión, reprochó: “sin tener más elementos que un video manipulado, todos usted con índice de fuego lo han señalado y marcado de por vida de ser lo que nunca fue y ahora tendrá que vivir con ese estigma”.

“¿Por qué no esperaron?, ¿qué hay detrás de todo este linchamiento mediático en contra de mi hijo?”, cuestiona la madre. Y agrega: “Piensen razonen por un momento, aunque sea mucho pedir, el daño que le han hecho a mi hijo”.

Rocío Acosta arremetió en contra de los medios, líderes de opinión, la opinión pública, y en contra de Daphne y su padre, a quienes acusó de haberse “erigido como los jueces de la gran Corte”, y por haber hecho un juicio sumario en contra de su hijo “acusándolo sin dejar lugar a dudas según todos ustedes, de ser un violador tumultario”.

“Sin tener más elementos que un video manipulados, todos ustedes con índice de fuego lo han señalado y marcado de por vida de ser lo que nunca fue y ahora tendrá que vivir con ese estigma”, acusó.

Destacó que la autoridad competente determinó que su hijo Gerardo Rodríguez “no tuvo ninguna participación en los hechos de aquel enero de 2015 -si es que verdaderamente existieron”, y dijo, que pese a ello, “para todos ustedes ha sido, es y no dejará de ser culpable”.

“Culpable de un delito que no cometió, pero que por la irresponsabilidad y barbarie de todos ustedes deberá vivir con eso, que hasta se atrevieron a publicar direcciones, caras, nombres completos incluso ponerles un apodo como si fuera el peor de los delincuentes”, recriminó.

Rocía Acosta recriminó directamente a Javier Fernández, padre de la menor víctima de la agresión sexual: “Espero que llegues a tener un día paz y que encuentres consuelo en todo el mal que les ha hecho a mi hijo ante la irresponsabilidad y mal padre que has sido, pues qué padre que se digne de llamarse así permite a su hija menor de edad llegar a su casa golpeada, como dice fue, y no haber actuado inmediatamente o peor aún, si no te hubiera dado cuenta”.

E incluso le dice: “tú sabes cómo fueron las cosas y callaste. Eres una cobarde”.

A Daphne le recrimina “que Dios te perdone, porque el silencio también es cómplice de las canalladas”.

La carta de Rocío Acosta Fernández. Foto: Especial

Ayer la Procuraduría General de la República (PGR) informó que ya solicitó a la Interpol que emita una ficha roja en contra de los tres jóvenes acusados por presuntamente violar a la menor Daphne Fernández en Veracruz.

La dependencia precisó que la ficha roja se emitió el pasado 6 de abril, en los 190 países que forman parte de la red de Interpol, en contra de Enrique Capitaine Marín, Jorge Cotaita Cabrales y Diego Cruz Alonso.

“En el marco de los compromisos de cooperación internacional, la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la Procuraduría General de la República (PGR), a través de INTERPOL, emitió la notificación roja para la localización y detención de tres de los cuatro jóvenes acusados de atacar sexualmente a una menor de edad hace un año en el estado de Veracruz”, precisó la dependencia en un comunicado.

Detalló que lo anterior se da en “apoyo a las investigaciones realizadas por la Fiscalía General del Estado de Veracruz”.

Un juez local giró órdenes de arresto contra tres de los muchachos señalados públicamente por participar en la violación en enero de 2015 de la joven Daphne Fernández, de 17 años en el momento del suceso.

Luego de las investigaciones realizadas por la Fiscalía General del Estado de Veracruz, el magistrado determinó que había elementos suficientes para pedir la orden de aprehensión contra tres implicados por el delito de pederastia, que permite configurar más agravantes y dar una mayor atención a la víctima.

En enero de 2015 la muchacha fue supuestamente atacada sexualmente por cuatro jóvenes, conocidos como “Los Porkys de Costa de Oro”, en una vivienda del lujoso fraccionamiento de Costa de Oro del municipio de Boca del Río, en la zona metropolitana del puerto turístico y comercial de Veracruz, en el Golfo de México.

Los familiares de Daphne no presentaron una denuncia penal hasta mayo de 2015 debido a que la víctima les había pedido no hacerlo, luego de un intento de pacto con los padres de familia de los cuatro jóvenes señalados del delito.

El acuerdo, que se incumplió, contemplaba que pidieran disculpas en una grabación de vídeo por lo sucedido, que recibieran atención psicológica y que se alejaran de la muchacha si se la encontraban en lugares públicos.

Sin embargo, fue a principios del presente año, cuando el señor Javier Fernández, padre de la víctima, publicó una carta abierta y los vídeos de los jóvenes para denunciar una campaña de desprestigio en contra de su hija y la falta de resultados por parte de las autoridades.

La semana pasada Enrique Capitaine Marín y Diego Cruz Alonso, dos de los jóvenes implicados en la violación de la entonces menor Daphne Fernández, huyeron del país para resguardarse en Estados Unidos y España, respectivamente. También se ha dado a conocer que Jorge Cotaita se encuentra en Dallas. En el caso de Diego, su padre Héctor Cruz explicó en entrevista con Radio Fórmula que se encontraba en Bilbao por cuestiones académicas.

Con información de EFE