Lorena y los colectivos piden poder tener los retos de Cristhian, ubicados hace 7 años

En un acto de solidaridad, cuatro de los colectivos de familiares de personas desaparecidas se unieron al reclamo de Lorena Vallejo, integrante de la organización Familias Unidas por la Búsqueda y Localización de Nuestros Desaparecidos, quien desde hace 7 años ubicó que el paradero de su hijo estaba en una fosa común y hasta hoy no le han hecho entrega del cuerpo.

Fue este sábado, cuando Familias Unidas, Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila y en México (FUUNDEC-FUNDEM), la organización Fray Juan de Larios y Grupo VIDA, acudieron al panteón la Paz ubicado en Saltillo a manifestarse por la urgencia de que abran la fosa común para exhumar a Cristhian Daniel Mundo Vallejo.

Lorena Vallejo reportó a su hijo como desaparecido en octubre del 2012 en Piedras Negras, y tras una búsqueda exhaustiva, la familia se enteró de que la entonces Procuraduría General de la República lo había encontrado muerto, pero nunca fue notificada, y aun cuando lo tenían identificado lo enviaron a la fosa común.

“Me di cuenta porque lo anduvimos buscando. Cuando llegamos a la Semefo de PGR, ahí fue donde nos dijeron que habían tenido el cuerpo, tenían a mi hijo identificado, nunca me avisaron. Nosotros llegamos cuando ya lo habían echado aquí en la fosa común. ¿Cómo lo iba a reclamar si nunca me avisaron que lo habían encontrado, siendo que ya estaba la denuncia desde el primer día que él desapareció”, expresa Lorena.

 

 

 

 

Tras apersonarse una vez más frente a la fosa, la madre de Cristhian cuestiona que la fosa ha pasado de tener 19 cuerpos a 30 junto con el de su hijo, y aun cuando la PGR autorizó que la entrega se hiciera al siguiente día del hallazgo, sigue esperando que las autoridades actúen, y dice que en este lapso le han ido posponiendo fechas, especialmente desde la Fiscalía de Personas Desaparecidas de donde es titular José Ángel Herrera.

“Cada día 2 de noviembre, aquí vengo y me siento sola. Según ellos, para calmar mi dolor lo que hicieron fue traerme para que yo supiera dónde lo habían sepultado. Ahora resulta que no me lo dan porque metieron a más personas, ahora están 30. No entiendo la verdad por qué no me lo quieren dar. No es posible que estén sacando cuerpos desde el año pasado y no están las familias. ¿dónde los están poniendo? Por qué no entregarme a mi hijo que aquí estoy yo”, dice.

“Que ya terminen con mi dolor”, pide al Gobierno del Estado y a la Fiscalía, al mismo tiempo de cuestionar el hecho de que su hijo no ha sido exhumado, mientras que en otras partes se han realizado exhumaciones masivas, mismas con las que las exhumaciones apenas empiezan en un proceso de reconocimiento.

Frente a la aseveración de que no parará hasta que le entreguen a su hijo, y con el grito de “¡No estás sola!” por parte de las otras madres, la directora de Fray Juan de Larios, Blanca Martínez manifestó que este no es el único caso de revictimización que hay en Coahuila que provocan los déficits de peritaje en los planes de exhumación y recuperación de restos, y dijo que por ejemplo, en Piedras Negras hay otros dos casos de personas que se sabe que fueron a fosas comunes, aunque aún no se identifica el panteón donde fueron sepultados, por lo que manifestaron urgencia y celeridad en los procesos de reconocimiento, pues aún con el plan más factible podrían pasar 30 años para que se concluya.