Foto: Especial
Los disidentes rechazan las reformas estructurales, en específico la educativa, demandan la reinstalación de la mesa única de diálogo y negociación con el gobierno federal y que se emita la convocatoria para el relevo del comité seccional

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis.- En el tercer día de manifestaciones y protestas, docentes adheridos a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), ocuparon esta mañana de miércoles plazas comerciales en Tuxtla Gutiérrez, para exigir que el gobierno reabra la mesa nacional de diálogo y negociación y se reinstalen a 3 mil 500 maestros cesados como consecuencia de la aplicación de la reforma educativa.

Los inconformes tomaron este miércoles las plazas comerciales Sol, Cristal y Poliforum, de donde se retirarán hacia las dos de la tarde; simultáneamente levantarán el campamento del zócalo y calles aledañas del centro de Tuxtla Gutiérrez donde se asentaron en “plantón” de tres días el pasado lunes.

Las actividades de este miércoles se suman a la liberación de dos casetas de peaje, el ingreso a medios de comunicación y el bloqueo a la Torre Chiapas, un complejo de oficinas gubernamentales, realizadas ayer martes en el contexto de la jornada nacional de lucha de 72 horas convocada por la CNTE.

Los disidentes rechazan las reformas estructurales, en específico la educativa, demandan la reinstalación de la mesa única de diálogo y negociación con el gobierno federal y que se emita la convocatoria para el relevo del comité seccional.

Ayer martes, el gobierno de Chiapas abrió una mesa de diálogo con dirigentes de la Sección 7 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), en la cual el magisterio presentó un pliego petitorio que la autoridad se comprometió a gestionar por la vía institucional.

Entre éstos, la instalación de una mesa de diálogo con el gobierno federal y observar por el cumplimiento de los acuerdos obtenidos por los maestros el 26 de septiembre del año pasado, indicó.

Respecto a la emisión de la convocatoria para elegir a la nueva dirigencia el gobierno estatal expresó que es respetuoso de la autonomía sindical.

Manuel de Jesús Mendoza, secretario general suplente de la Sección 7, informó que los dirigentes del movimiento magisterial se reunieron ayer martes con los secretarios de gobierno, Juan Carlos Gómez Aranda y de Educación, Roberto Domínguez Castellanos y otros funcionarios estatales y federales.

Explicó que en la reunión los docentes fijaron el posicionamiento político del movimiento magisterial y popular.

Para emplazar al gobierno federal y estatal a que “cumplan los 11 puntos de los acuerdos firmados el año pasado para la no aplicación de la reforma educativa en Chiapas y para exigir la emisión sin condiciones de la convocatoria para el relevo dela dirigencia de la Sección 7”, precisó.