Foto de archivo, 20 de septiembre de 2018, del ex primer ministro malayo Najib Razak al salir del Alto Tribunal en Kuala Lumpur, Malasia. Foto: AP
Fiscales alegan que las ventas de bonos organizadas por Goldman Sachs por cuenta de 1MDB fueron uno de los medios con que contaron presuntos cómplices del ex primer ministro malayo Najib Razak para robar miles de mdd.

Malasia inició una demanda penal contra Goldman Sachs y dos exdirectivos de la financiera, a los que acusa de un saqueo multimillonario del fondo estatal de inversiones 1MDB.

El procurador Tommy Thomas dijo que el gobierno quiere cobrar multas de varios miles de millones de dólares a Goldman Sachs por hacer declaraciones falsas y engañosas a los inversores, lo que constituye una violación de las leyes financieras.

Dijo que se pedirán condenas de hasta 10 años de prisión para los exdirectivos Roger Ng Chong Hwa y Tim Leissner, el esposo de la modelo Kimora Lee Simmons.

Fiscales malayos y estadounidenses alegan que las ventas de bonos organizadas por Goldman Sachs por cuenta de 1MDB fueron uno de los medios con que contaron presuntos cómplices del ex primer ministro malayo Najib Razak para robar miles de millones de dólares a lo largo de varios años de un fondo creado ostensiblemente para acelerar el desarrollo económico de Malasia.

El escándalo, del que tuvieron la primicia los diarios Sarawak Report y Wall Street Journal, provocó la histórica derrota de Najib y su coalición gobernante en las elecciones realizadas hace unos meses.

Najib mismo está acusado de corrupción. Sostiene que los más de 700 millones de dólares que pasaron por su cuenta bancaria fueron una donación política de la familia real saudí, pero fiscales estadounidenses dicen que los fondos provinieron de 1MDB, en el cual Najib ocupaba el cargo más alto.

El departamento de Justicia estadounidense intenta mediante un juicio civil recuperar bienes adquiridos con fondos de 1MDB. Alega que el dinero fue utilizado para financiar películas de Hollywood o comprar bienes tales como diamantes para la esposa de Najib, un yate, obras de arte y propiedades lujosas.

Goldman Sachs rechazó las acusaciones criminales de Malasia.

Creemos que estos cargos apuntan en una dirección equivocada y nos defenderemos enérgicamente y ansiamos la oportunidad de presentar nuestros argumentos”, dijo el vocero del banco, Edward Naylor, en un comunicado. “La firma sigue cooperando con todas las autoridades que investigan estos asuntos”.