AP
Los 'Diablos Rojos' le metieron el pie a Frank Lampard en su inicio como técnico blue

El Manchester United le demostró a Frank Lampard (4-0) lo que es entrenar en la Premier League. En un encuentro en el que el Chelsea dominó la pelota y las ocasiones, los 'Blues' se llevaron cuatro goles de Old Trafford demostrando que tienen muchísimo que mejorar y que la falta de gol es muy preocupante.

Para el United, el gran triunfo ante un rival directo por los puestos de Liga de Campeones, gracias a los goles de Marcus Rashford por partida dobles y Anthony Martial, no puede desatar tampoco la euforia, porque, como ya ocurrió el año pasado, volvieron a estar a merced del rival en muchas fases del encuentro.

Mientras que Rashford, con sus dos goles acalló las voces de la salida de Romelu Lukaku, Paul Pogba, uno de los jugadores más señalados en el equipo por su deseo de irse, dejó luces y sombras, con incontables pérdidas de balón, pero con una sublime asistencia de gol a Rashford en el tercero y otra más en el cuarto de James.

Los dos equipos del 'top six' que más dudas mostraban antes del inicio del campeonato, el United por las ventas y los escasos refuerzos y el Chelsea por la sanción que le impide fichar y el nuevo entrenador, dieron los más divertidos minutos de juego en esta primera jornada de la Premier.

Lampard confió en dos jugadores a los que conoció bien el año pasado. A uno, Abraham, lo sufrió con el Aston Villa y al otro, Mason Mount, lo disfrutó dirigiendo al Derby County.

A pesar de su buen funcionamiento, ninguno pudo darle la estabilidad al equipo y sucumbió ante unos "Red Devils" que aprovecharon las pocas que tuvieron y ponen a soñar a su afición.