“…México va sin rumbo…”.

Tal frase no corresponde
a nuestra real situación.
Tiene rumbo la Nación,
mas no sabemos a dónde.