“… El peso seguirá flotando…”.

Tal comentario he leído,

y tengo una observación.

Más que verlo en flotación

yo lo miro muy hundido.