“…El paso de los años…”

 “Mi marido atleta fue

-comentaba una señora-.

Pero de atleta, ahora,

solamente tiene el pie.