“… Nuestra economía está prendida con alfileres…”.

Sobre eso, según entiendo,

hay bastantes pareceres.

Y mientras, los alfileres

uno a uno van cayendo.