“…El sexo en la televisión es malo…”.

El que tal cosa asegura
tiene toda la razón.
¿Sexo en la televisión?
Es muy malo: está muy dura.