“...El agua es el principal agente de trasmisión del cólera...’’.

Tras de libar con exceso,

-y con cierto retintín-

decía aquel borrachín:

“¿Ya lo ven? Por tomar eso”.