“…Sigue Lozoya en el hospital…”.

Esa noticia me explico

sin ninguna admiración:

el hospital es prisión

tratándose de hombre rico.