Exhortan. Los protestantes llaman a convocar un paro nacional para el 31 de enero. Foto: CUARTOSCURO
Según datos del Gobierno de la Ciudad de México, las movilizaciones de ayer iniciaron a las 10:00 horas y concluyeron después de las 16:00 horas

CDMX.-Las protestas en contra del incremento al precio de las gasolinas comienzan a perfilar la presentación de amparos y el no pago de impuestos, y avanzan hacia convocar un paro nacional para el próximo 31 de enero.

La tarde de ayer, integrantes del Frente de Taxistas Organizados de la Ciudad de México y el Comité de Defensa Ciudadano (organización impulsada por el Partido del Trabajo) plantearon de manera separada en sus concentraciones en el Ángel de la Independencia promover medidas más “extremas” para obligar a echar atrás el gasolinazo.

“Nosotros vamos a agotar todas las instancias legales, pero si el Gobierno de Miguel Ángel Mancera no nos da subsidios para el transporte vamos a tener que recurrir a otras medidas y a organizarnos para no pagar impuestos”, dijo Juan Arturo Moreno, de la organización Vigías en el Camino, la cual está integrada en el Frente de Taxistas Organizados de la Ciudad de México.

La propuesta ha ido creciendo desde que organizaciones civiles como la Asociación Profesional Interdisciplinaria de México (Apimac) propuso promover amparos colectivos para que, al momento de cargar gasolina en las estaciones de servicio, los consumidores no paguen los impuestos relacionados con el combustible: el impuesto especial a la producción y servicios (IEPS) y el impuesto al valor agregado (IVA), sino que sólo paguen el costo del combustible, el cual representa menos de 50% del precio real.