Archivo
Maestros, jubilados y transportistas han tomado las calles de Tabasco, ocasionando caos vial en la ciudad

Las calles y avenidas de Villahermosa han sido cerradas por segundo día consecutivo por trabajadores de sectores educativos, jubilados y pensionados de diferentes dependencias estatales, además de transportistas, quienes exigen el pago de aguinaldo y de salarios.

Debido a lo anterior, en la localidad se han generado varios embotellamientos en diferentes puntos.

Empleados por contrato de la Secretaría de Educación estatal cumplen cuatro días de bloqueo en la salida carretera hacia Cárdenas, estos grupos complican la comunicación entre la Península de Yucatán y el centro del país.

En tanto, desde ayer jubilados y pensionados de distintas dependencias estatales mantienen cerrada la calle Francisco I. Madero, en el centro de Villahermosa.

Sobre Avenida Universidad, frente a la Zona de Cultura Universitaria, integrantes del Sindicato de Trabajadores Administrativos y de Intendencia de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (STAIUJAT) al igual que del Sindicato de Profesores e Investigadores (SPIUJAT) cerraron esa vía.

Además, varios contingentes se trasladaron al cruce de Avenida Universidad y Adolfo Ruiz Cortines para exigir el pago de la segunda quincena de diciembre y el aguinaldo.

Por su parte, la UJAT reportó que llegó a un acuerdo con la Subsecretaría de Educación Superior y la Oficialía Mayor de la Secretaría de Educación Pública (SEP) de autorizar 380 millones de pesos para atender compromisos salariales y contractuales.

En tanto, trabajadores del Colegio de Bachilleres de Tabasco bloquearon dos puntos de la avenida Adolfo Ruiz Cortines, uno en el cruce con Paseo Tabasco y otro con Paseo Usumacinta.

Frente a la Secretaría de Salud, integrantes del Sindicato de Trabajadores de la Secretaría de Salud de Tabasco (Sitssaet) se plantaron para demandar el pago del bono sexenal y del bono navideño.

De igual forma, uniones de transportistas llevaron unidades para estacionarlas frente a la sede de la Secretaría de Gobierno, en la avenida Gregorio Méndez, en el centro de la ciudad, para exigir el pago de subsidios atrasados de tres meses.

Además, también cerraron con unidades de transporte público el Periférico Carlos Pellicer a la altura de la sede de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) estatal.

La víspera, a través de su cuenta de Twitter, el gobernador, Arturo Núñez Jiménez, expuso que estaba pendiente desde sus oficinas en Villahermosa de la recepción de los recursos federales en apoyo a Tabasco.

Asimismo, agradeció la solidaridad del presidente, Andrés Manuel López Obrador, y del gobernador electo, Adán Augusto López Hernández. “Cumpliremos todas las obligaciones del Gobierno del Estado con su personal”, puntualizó.