Educación. Cuotas de hasta 17 mil 500 pesos aplica la Universidad de Oaxaca en inscripciones y reinscripciones.
Las cuotas por nuevo ingreso van desde 2 mil 500 pesos hasta 17 mil 500. Las facultades más caras son las de Odontología y Enfermería, con un cobro de 17 mil 500 pesos; Medicina y Cirugía, 11 mil 500 pesos; Arquitectura, 7 mil 500 pesos, y Ciencias Químicas, con 6 mil 500 pesos

CDMX.- Las escuelas y  facultades de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) mantienen el cobro de inscripción y reinscripción, pese a que la nueva reforma  educativa establece la gratuidad en la educación superior.

Las cuotas   por nuevo ingreso van desde 2 mil 500 pesos  hasta  17 mil 500. Las  facultades más caras son las de Odontología y Enfermería, con un cobro de 17 mil 500 pesos; Medicina y Cirugía,  11 mil 500 pesos; Arquitectura,  7 mil 500 pesos, y  Ciencias Químicas, con 6 mil 500 pesos.

En mayo pasado, el secretario de Planeación de la UABJO, Aristeo Segura Salvador, solicitó  a través de un oficio   que con la modificación constitucional   las facultades y unidades académicas de la casa de estudios no podrían realizar cobros por  inscripción o reinscripción.

Además, ordenó  transparentar los ingresos  reales que obtienen las escuelas  por  dichas cuotas, ya que eso determinará el presupuesto que la Secretaría de Hacienda y Crédito Pública (SHCP) asigne a las universidades públicas en el país.

A pesar del  anuncio, el secretario Académico, Javier Martínez Marín, precisó  que esa  medida de la reforma  no ha entrado en vigor,  y advirtió  que la universidad presenta un déficit de 300 millones de pesos  sólo para cubrir el gasto de nómina que, hasta el momento,  no ha sido resuelto. Apuntó  que desde hace cinco periodos, la administración central no se hace cargo de los gastos de operación.

Entre muchas causas, el déficit se explica por el aumento en las jubilaciones y la contratación de profesores que no tienen el reconocimiento de la Federación y, por tanto, carecen de un respaldo presupuestal para el pago de sus salarios. El gobierno federal reconoce menos de mil profesores de los 2 mil que tiene la universidad.

“Las escuelas han estado siendo autosuficientes con estos cobros, que se usan para el mantenimiento de las unidades”, dijo.

De los gastos de las instituciones académicas, la UABJO sólo cubre sueldos de profesores y  ciertos  pagos   internos, pero dada la situación financiera, algunas facultades  ya empiezan a pagar a los maestros con sus propios recursos.