Encrucijada. Manolo, el protagonista del montaje, cuestiona las decisiones tomadas a través del monólogo. Fotos: cortesía
Esta puesta en escena regiomontana continúa su temporada en el Rincón del Teatro el 26, 27 y 28 de septiembre

¡No te lo pierdas!
‘Parkour, manual para correr en línea recta’ de Eduardo Pávez
26, 27 y 28 de septiembre
Rincón del Teatro
20:00 horas
General: 100 pesos
Preferente: 50 pesos

La sensación de no haber hecho nada provechoso con tu vida, de que cada decisión importante fue tomada por comodidad y no por convicción, por seguir la corriente y no enfrentarse a los verdaderos retos es una constante en la época contemporánea.

Manolo, un oficinista, un “godín”, se siente de esta manera, hasta que en una ocasión observa desde su departamento a unos jóvenes practicar parkour en la calle, ese deporte urbano donde los cuerpos son ligeros y se mueven por la ciudad haciendo parecer cada salto sobre los obstáculos un paso común y corriente más.

Poniendo en perspectiva su vida a través de esta lente el “godín” y tras la ruptura que supone la muerte de una mujer importante en su vida comienza a cuestionar sus decisiones en el monólogo “Parkour o un manual para correr en línea recta”, escrito por el chileno Eduardo Pávez Goye, en una obra hecha con talento regiomontano y capitalino que terminará su breve temporada en Saltillo los próximos 26, 27 y 28 de septiembre en el Rincón del Teatro.

En entrevista con VANGUARDIA, la productora de la puesta, Salma Guzmán, contó que este personaje “comienza a ver los paralelismos con el parkour y a ver que realmente nunca ha ido por lo que quiere, habla de esta parte cómoda, como de estas estructuras sociales, lo que es el deber ser y que tal vez es lo que necesita, salir y correr en línea recta”.

Protagonizada por Emanuel Pichardo, de la Ciudad de México, y dirigida por Debbie Báez, regiomontana, de la Compañía Poco Teatro, es producto del apoyo que recibieron del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA), con las primeras seis funciones llevadas a cabo en Saltillo.

“Ha sido un proceso largo, comenzamos a trabajarlo en abril, ya formalmente con los ensayos”, comentó, Guzmán, “en la producción estamos trabajando seis personas, vestuario, escenografía, iluminación, diseño, también estamos creando una campaña de publicidad, está la asistente y la sonorización del proyecto”.

“Cuando comenzamos este proyecto queríamos dialogar con el espectador, además de la historia que iban a estar escuchando en voz de Manolo pues queríamos que todos los elementos fueran en conjunto acompañando la historia y pensamos en cómo a partir del parkour podíamos acompañar el discurso”, señaló.

Con base en esta idea diseñaron una escenografía en la que los muebles de oficina se convierten en rampas y todo tipo de estructuras sobre las que usualmente un “traceur” —como se le llama los practicantes de esta disciplina— se desplaza en el entorno urbano.

“Pensamos en la palabra desvío y llegamos a un acuerdo de que sería la palabra para crear toda la producción y, por ejemplo, en la escenografía están en diagonal, parecieran rampas, que impulsan al protagonista a partir de las cuales va creando otra realidad”, explicó.

Nos contó además que fue la iniciativa del actor de llevar este texto a escena, quien la contactó para que fungiera como productora —puesto que a su vez ha comenzó a desempeñar con mayor predominancia en Monterrey en los pasados años, siendo de manera previa solo actriz o asistente de dirección— tras lo cual armaron la carpeta para presentarla ante el FONCA.

Salma Guzmán destaca una de las frases la obra “tenemos que aprender a volar” como uno de los mensajes más importantes que deja y que a su vez los motivó a ellos en el montaje de esta obra “pues es un discurso que nos interesa y nos parece necesario, esto de salir de lo cotidiano”.

Las funciones se llevarán a cabo el 26, 27 y 28 de septiembre a las 20:00 horas, con un costo de entrada de 100 pesos y preferente en 50 pesos.