Foto: Especial
El próximo domingo se llevará a cabo una marcha en el templo de Nuestra Señora de San Juan de los Lagos, ubicado en el municipio de Ramos Arizpe, en la cual los feligreses buscarán el fomento en el rescate de los valores familiares

El próximo domingo se llevará a cabo una marcha en el templo de Nuestra Señora de San Juan de los Lagos, ubicado en el municipio de Ramos Arizpe, en la cual los feligreses buscarán el fomento en el rescate de los valores familiares. 

El recorrido iniciará a las 11 de la mañana en el templo ubicado en la colonia Blanca Esthela y se dirigirán hasta la colonia Manantiales del Valle, en Ramos Arizpe. Los asistentes únicamente deben vestir prendas blancas y pueden acompañarse con pancartas o lonas en apoyo a la familia, así como globos del mismo color. 

Esta marcha se realiza a una semana de celebrarse la fiesta patronal del próximo 15 de agosto, donde destacan otras actividades como el novenario que tendrá como el tema principal el rescate de los valores de la familia. 

Omar Ordoñez Briones, párroco del templo Nuestra Señora de San Juan de los Lagos, adelanta que el sábado —14 de agosto—por la noche tendrán una vigilia de oración en que las familias pedirán al Señor por sus necesidades materiales y espirituales. 

Aunque evita fijar una postura sobre los matrimonios igualitarios, previamente dice que uno de los objetivos de la Iglesia ahora es el rescate de los valores tradicionales. 

“Hemos visto como existen muchas cosas que están afectando a nuestra familia, como mentalidades, pensamientos y corrientes ante la misma situación de una familia natural; todo esto que ha creado en nuestras comunidades algunas confusiones y nosotros. Como comunidad católica queremos que a nuestros feligreses les quede claro el modelo que Dios nos instituyó y luego él puso como familia, también que podamos retomar el valor tan importante que tiene la familia tradicional”. 

El párroco asegura que con el tiempo las personas también se han refugiado en las “relaciones desechables, porque ahora se conforman con querer y no con amar”. 

“Desde nuestras comunidades parroquiales estamos insistiendo en trabajar en el principal valor de la familia, que es el amor y este luego se traduce dentro de la familia como unidad. La verdadera misión de los padres va a consistir en eso, en darles una verdadera formación a los hijos. La marcha que vamos a tener el domingo es para recordarle a la comunidad católica que hemos estado descuidando estos  valores esenciales y a veces únicamente llegamos a ‘un querer’ pero no al punto de ‘amar’”. 

Asimismo, señala que con la descomposición social que sufre el país otra de las intenciones es evitar que los jóvenes abandonen sus estudios por unirse a las células criminales.