Archivo
La actriz, quien encarnó a entrañable Tía Licha en Una Familia de Diez, está de manteles largos y celebra una carrera llena de retos y satisfacciones, sobre la cual platicó con nosotros

María Fernanda García está en su mejor momento. La actriz celebra 25 años de carrera, aunque en entrevista con VANGUARDIA, dijo que es un poco más, y que en realidad ha dedicado toda su vida al teatro, pues debutó a los seis años en el Teatro La Capilla, en la CDMX. “La verdad estoy muy contenta, he vivido siempre de esta bonita profesión que sí me ha costado muchísimo trabajo, la verdad, y me ha pasado de todo, construí mi carrera sin ninguna relación pública en el medio”. Recordó que su padre, un ávido lector, tenía su propia biblioteca y cuando ella era pequeña le leía obras de teatro y luego las escenificaban. “Mi papá fue mi primer maestro”.

María Fernanda ha participado en un sinfín de telenovelas, pero uno de sus personajes más entrañables es el de Doña Licha en “Una Familia de Diez”. Hace poco, Televisa anunció que la actriz ya no participaría en el proyecto, y su papel tuvo un final chusco. Pero la verdadera tragedia fue que sus seguidores ya no la verían en dicha comedia. Ahora, participa en “Como Tú no hay Dos” (junto a Adrián Uribe), y recién terminó las grabaciones de “Rubí”, uno de los regresos más esperados de la llamada “Fábrica de Sueños”, que incluye el regreso de títulos como “Cuna de Lobos”, que protagoniza la española Paz Vega.

Entre otras cosas, María Fernanda ha publicado dos libros y va por el tercero. “Me dieron una beca por un cuento que escribí, he vivido solamente de esta carrera (actuación), no he tenido que hacer otras cosas y eso me hace sentir muy afortunada, todavía me di el lujo de estudiar una maestría en literatura, ahora voy por el tercer libro.Pero no puedes ir a la editorial e ir al casting, porque son muy demandantes las dos profesiones, pero gracias a Dios han gustado mis poemas, y tengo un espectáculo que fusiona las dos carreras, la literatura y el stand up comedy”, añadió emocionada.

Dijo que fue Tiaré Scanda, “bendita y adorada actriz”, quien “eligió mi monólogo donde hago poesía y comedia, que tuvo un éxito brutal en diferentes partes de la República”. Por ahora, García disfruta sus 25 años de carrera, por lo que el ANDA, Asociación Nacional de Actores, la reconoció en una emotiva ceremonia y se le entregó una medalla. El merecido reconocimiento la ha emocionado, y está a la espera del estreno de “Rubí”. “Yo estuve cuando Bárbara Mori protagonizó la telenovela, que me pareció espectacular, y de ahí me pasé a ‘Rebelde’, dejando un gran éxito, fue una decisión muy ruda, eh”, compartió.

La actriz recuerda con cariño el “exitazo” que tuvo “Rubí”, la única telenovela que ella vio. “Yo dejé de salir en ‘Rubí’ y la seguí viendo porque estaba picadísima, es una gran historia y ahorita 180 capítulos los están poniendo en 26, imagínate cómo avanza la historia y qué contenido tan interesante ¿no? Va a ser un exitazo yo creo, está muy bien escrita y tiene lo conciso de la historia sin nada de paja, entonces está muy padre”, mencionó. En esta teleserie, María Fernanda le dará vida a Rosa Emilia, la madre de Rubí.

Sobre las virtudes de su carrera, María Fernanda disfruta el poder pasar de un personaje a otro. “Es de los atractivos fundamentales de mi profesión, o sea la semana pasada era dueña de un bando y estaba casada con Lizardo y esta semana trabajo en una pollería de un mercado (risas) y yo estoy casada con un hombre no tan agraciado como Lizardo, cambias de un estrato a otro, pero todos los personajes tienen algo universal, algo con lo que te puedas identificar, porque puedes ser villano en una historia de tu vida y bueno en otra, entonces el villano no siempre es villano en todos lados, puede ser bueno en algunos lugares. Yo le busco la parte de bueno a los villanos y la parte que tienen de malo los buenos, por eso se hacen personajes más humanos, interesantes y creíbles”.

La actriz presume de su buena conducta en cuanto a los llamados. “Nunca he faltado a un llamado en mi vida”, recordó la vez que le cayó un vidrio en el ojo y se cortó el párpado, entonces María quería que la curaran rápido para irse a grabar, pero la doctora no la dejó. Pero la disciplina es la que la ha dejado salir adelante. “Hay que sobreponerte a muchas cosas, rupturas de corazón, tienes que ser fuerte y no perder el objetivo, y conservar la sensibilidad de tu corazón, porque si te haces duro ya no puedes trabajar”, dijo sobre su carrera.

Para finalizar la charla, la actriz dijo: “¡Que yo no soy dramática!”, y mandó muchos saludos a los fans de la Tía Licha, uno de sus personajes favoritos. Añadió que lo que ha hecho en “Como Tú no hay Dos” es muy diferente a lo que ha hecho antes y “trato de no parecerme a mí misma, ocultarme en vez de mostrarme, eso es lo que les digo a los estudiantes de actuación, entre más se oculten, más muestran al personaje, y que no te juzgues a ti mismo, ya el público sabrá si le gusta o no, si te gusta hazlo”.