Félix Hernández. Junto al equipo, el serpentinero estelar trabaja con fuerza para llegar de la mejor forma al 3 de abril, día del juego inaugural. AP
Seattle requiere que su ‘As’ tenga su mejor campaña para darles la oportunidad de volver a los playoffs y romper una larga ausencia en la postemporada

SEATTLE.- Olvídese de que los Marineros de Seattle tengan la sequía más larga sin clasificarse a los playoffs o de que su gerente general no se aburre de hacer cambios, el gran interrogante gira en torno a su “As”.

Félix Hernández sigue como el líder indiscutible de la rotación, pero el venezolano afronta una situación inusitada rumbo a su campaña 13 en Grandes Ligas: abundan las dudas sobre su actual nivel.

“Parece que es así”, dijo Hernández, quien en abril cumplirá los 31 años. “No entiendo por qué. Aún sigo aquí”.

El serpentinero viene del que fue el peor año de su carrera. Hernández se perdió 6 semanas la pasada temporada por una lesión en la pantorrilla derecha, la primera vez que estuvo en la lista de lesionados desde 2008.

Sus 25 aperturas y 153 innings y un tercio lanzados resultaron ser las cifras más pobres desde su debut en agosto de 2005. Más alarmante fue el declive en la velocidad de su recta, que promedió las 90.54 millas por hora en 2016, luego que en el año previo anduvo en las 92.1.

“Tengo que probarle a la gente que están equivocados”, afirmó.

Y para evidenciar que sus mejores años no pertenecen el pasado se metió al gimnasio para entrenar a fondo.

Durante el invierno, el “Rey Félix” adelantó su rutina de acondicionamiento físico, añadiendo 17 libras de músculo. También disfrutó con su familia al llevarles de safari en Sudáfrica.

“Félix se ve muy bien”, sintetizó el manager Scott Servais, confirmándole como el abridor por décima oportunidad del juego inaugural, el 3 de abril en Houston. “Viene con todo”.

Basta esperar

Un repunte de Hernández sería esencial para un equipo que terminó la pasada campaña con marca de 86-75, quedándose fuera de los playoffs por muy poco.

No es que los Marineros no lo están intentando, con una inversión de 572 millones asignada a los contratos de Hernández, Robinson Canó, Nelson Cruz y Kyle Seager, los integrantes de su núcleo principal.

“Siento que estamos cerca”, señaló Canó, el segunda base dominicano que viene de una temporada en la que fijó un tope personal con sus 39 jonrones. “Son 162 juegos y muchas cosas pueden pasar. A veces no tienes que ser el mejor equipo. Todo puede alinearse a tu favor. Perdimos 30 juegos el año pasado por una carrera. Somos un equipo hambriento por ganar, incluyéndome. Yo no me he preparado para jugar sólo 162 partidos, me estoy preparando para jugar en los playoffs”.


La rotación
Félix Hernández
Hisashi Iwakuma
James Paxton
Drew Smyly
Yovani Gallardo