Foto: Cuartoscuro
La defensa del exgobernador de Tamaulipas destacó que de los tres delitos que se le imputan en EU, sólo queda pendiente el de asociación delictuosa por lavado de dinero

CIUDAD DE MÉXICO. La solicitud de juicio de amparo promovida por la defensa del exgobernador de Tamaulipas, Eugenio Hernández Flores, contra la extradición hacia los Estados Unidos fue admitida por el Juez Primero de Distrito con sede en esta ciudad, con lo que se suspende de manera provisional su envío al vecino país.

En entrevista vía telefónica, el abogado defensor Juan Jorge Olvera Reyes, confirmó la suspensión a la determinación de la Secretaría de Relaciones Exteriores de autorizar la extradición a solicitud de autoridades norteamericanas para enfrentar al menos un proceso legal.

Fue el Juez Primero de Distrito, Fernando Ureña, quien ordenó la suspensión del acuerdo de extradición internacional dictado el pasado 2 de marzo por la SRE, para que no sea ejecutado.

Con esta determinación judicial, Hernández Flores queda a disposición de esa instancia jurisdiccional a efecto de enfrentar la posibilidad de obtener su libertad, luego de permanecer recluido en el Centro de Ejecución de Sanciones (CEDES) de Ciudad Victoria, desde el pasado octubre del año 2017.

Ya se determinó una suspensión de plano en su beneficio, es una suspensión para que no pueda ser extraditado en estos momentos y durante todo el tiempo que dure el amparo, más adelante se verá si se aprueba una libertad”, dijo, Olvera Reyes.

Explicó que Hernández Flores fue solicitado en extradición en cumplimiento a una solicitud de detención provisional con fines de extradición, mientras enfrentaba prisión preventiva por delitos del fuero común presuntamente cometidos en esta entidad.

De los tres delitos que se le imputan en la Unión Americana y por los que es solicitado para enfrentar proceso legal, aseveró el abogado defensor, sólo queda pendiente el que le imputa de asociación delictuosa para lavado de dinero, el cual es sancionado en el vecino país con multa de 500 mil dólares o hasta 20 años de cárcel.

Incluso hay posibilidades que pueda accesar a penas alternativas sin prisión preventiva, o fijar una garantía económica y sería decisión del juzgador si le otorga la libertad. Adelantó que Hernández Flores tiene plena confianza en las autoridades federales, no obstante que el PJF enfrenta un congestionamiento laboral.

No existe, de acuerdo a lo señalado por Olvera Reyes un tiempo determinado para que pueda concluir un caso de esta magnitud; no obstante, dejó abierta la posibilidad que pudiera llegar a ser estudiado y decidido por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Se suspende su extradición, se va a estudiar el caso por el Poder Judicial Federal en sus diversos actores, el Juez Primero de Distrito en Ciudad Victoria y en su caso que se dé positivo o negativo, se puede interponer recurso de apelación para conocer por el Tribunal Colegiado; si Colegiado dice que lo decida la Suprema Corte de Justicia de la nación puede llegar hasta ella”, concluyó.