Tras casi una semanas de lluvias continuas, en Nepal fallecieron 79 personas, y 17.000 fueron desplazadas, en la mayoría de los casos por derrumbes e inundaciones causados por las precipitaciones.

Al menos 118 personas murieron, 37 se encuentran desaparecidas y casi 7 millones se han visto afectadas por inundaciones y deslizamientos de tierra causados por las lluvias que azotan Nepal, el noreste de la India y Bangladesh, informaron las autoridades.

Tras casi una semanas de lluvias continuas, en Nepal fallecieron 79 personas, y 17,000 fueron desplazadas, en la mayoría de los casos por derrumbes e inundaciones causados por las precipitaciones, según los datos más recientes del Ministerio de Interior nepalí.

De acuerdo al reporte, 34 personas se encuentran desaparecidas en distintas zonas del país, mientras que otras 40 personas resultaron heridas.

Las incesantes lluvias comenzaron el jueves pasado causando deslizamientos de tierra en la región montañosa de la nación del Himalaya.

Del total de muertos reportados hasta ahora por las autoridades, unos 27 perdieron la vida a causa de avalanchas de tierra que destruyeron las casas.

El Departamento de Hidrología y Meteorología de Nepal informó de que las lluvias del periodo de monzón han comenzado a disminuir desde el lunes, pronosticando para los próximos días lluvias parciales o intensas en algunas zonas del país.

El jefe del Centro Nacional de Operaciones de Emergencia, Bednidhi Khanal, indicó a Efe que los desplazados por las lluvias de monzón han sido trasladados a campamentos temporales.

Los nepaleses con sus pertenencias se desplazan a través de las aguas de la inundación en Gaur, distrito de Rautahat, Nepal. Foto: AP

Más de 41,000 oficiales de rescate del Ejército de Nepal y la Policía fueron desplegados para atender la emergencia, dijo.

Cerca de la frontera con Nepal, en el estado nororiental indio de Assam, las lluvias dejaron al menos 5 muertos, mientras que los afectados en lo que va de mes en la región ascienden ya a 5,259,142, según informó la Autoridad Estatal de Gestión de Desastres de Assam (ASDMA).

Las autoridades del estado indio han instalado casi 300 refugios, donde por el momento se encuentran acogidas 147,304 personas, después de que contabilizaran 4,663 localidades afectadas por las lluvias torrenciales, informó la ASDMA.

Las devastadoras lluvias han golpeado también al vecino Bangladesh, donde al menos 34 personas han muerto durante la última semana a causa de las precipitaciones y los deslizamientos de tierra, mientras que tres personas permanecen desaparecidas, informó el Ministerio de Gestión de Desastres bangladesí.

Según el último informe, casi 1.5 millones de personas en 11 distritos del país se encuentran afectadas, y miles de viviendas y de hectáreas de siembras fueron también destruidas.

Estos incidentes meteorológicos son habituales en el sur de Asia en la época de más intensidad de las lluvias monzónicas, entre julio y agosto, cuando suelen causar centenares de muertos y millones de afectados en la región.

Aldeanos afectados por las inundaciones se refugian en tierras altas en el distrito de Morigaon de Assam, India. Foto: EFE

Con 5 millones de afectados, el noreste indio lucha contra las inundaciones

 

El estado de Assam, en el noreste de la India, libra una batalla contra las lluvias torrenciales y las inundaciones de hasta dos metros de altura que han dejado al menos diez muertos y 5 millones de afectados en la zona, y más de 100 fallecidos en países próximos como Nepal y Bangladesh.

"El problema es que la rotura de varios diques ha inundado muchas zonas y es muy difícil navegar para alcanzar a toda la población, que además está en áreas remotas", aseguró a Efe el comandante adjunto de operaciones de la Fuerza Nacional de Respuesta a Desastres (NDRF) en Assam, M. Dhami.

Según la fuente, hasta ahora han muerto diez personas.

Con 5.2 millones de personas afectadas solo en Assam, algo más del 15 % de la población de ese estado, Dhami explicó que las autoridades trabajan sin descanso para evacuar a las personas en riesgo por las inundaciones causadas por las fuertes lluvias en los últimos días.

Hasta ahora la NDRF ha conseguido evacuar a unos 4,300 damnificados a alguno de los casi 700 refugios abiertos en el estado, añadió.

Aislados y sin teléfonos con los que comunicarse, en muchos casos las personas afectadas se contentan con recibir ayuda en forma de comida y agua potable.

"En algunos casos, cuando el nivel del agua es demasiado alto, la gente tiene que ser evacuada", dijo Dhami.

Manoj Kumar Behera, un funcionario de la NDRF encargado de gestionar desde el terreno las operaciones de rescate en el distrito de Baksa, relató a Efe el alivio de los ciudadanos rescatados de los tejados de sus viviendas en los terrenos inundados, donde el agua llegó a alcanzar los dos metros.

"Cuando el agua empieza a subir, la gente viene aliviada a nuestros barcos", aseguró Behera.

Las fuertes lluvias no han afectado solamente al estado indio, de un tamaño similar a Austria pero con una población más cercana a los 38 millones de Polonia.

También dejaronal menos 79 muertos en Nepal y 34 en Bangladesh, donde según las últimas informaciones oficiales casi 1.5 millones de personas se vieron afectadas.

Estos incidentes meteorológicos son habituales en el Sur de Asia en la época de más intensidad de las lluvias monzónicas, entre julio y agosto, cuando suelen dejar centenares de muertos y millones de afectados en la región.