Agentes. Las instalaciones del penal fueron cateadas durante varias horas por elementos del GROM y Policía Acreditable.
En el caso de los penales femeniles de Saltillo, San Pedro y Torreón, los operativos se llevaron a cabo en completa calma, pues no hubo aseguramientos o incautación de drogas.

Con el objetivo de detectar armas, el tráfico de drogas y actos de corrupción dentro de los penales de Coahuila, las autoridades de seguridad implementaron ayer operativos sorpresa y hasta el cierre de esta edición no se habían dado a conocer resultados de los mismos.

En el caso de Saltillo, la vigilancia se inició alrededor de las 3:30 de la tarde de ayer, donde acudieron elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) así como Grupo de Reacción Operativa Metropolitana (GROM), y la Policía Estatal Acreditable.

Para la revisión fue necesario el ingreso de una patrulla con cinco policías armados, mientras que dos grupos terrestres compuestos cada uno por más de 100 elementos se hicieron cargo de revisar celda por celda de los internos del Cereso.

Por su parte, el personal de la Sexta Zona Militar se encargó de custodiar el exterior del Centro de Reinserción Social, (Cereso) varonil, ubicado en la salida a Torreón, mientras los custodios desalojaron a cientos de visitantes que sólo programaban su ingreso.

Hasta las 21:00 horas de ayer las autoridades de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) aún no daban a conocer el tipo de resultados de la vigilancia, porque aún no concluía.

En el caso de los penales femeniles de Saltillo, San Pedro y Torreón, los operativos se llevaron a cabo en completa calma, pues no hubo aseguramientos o incautación de drogas.

A detalle
> En el operativo participaron elementos de la Sedena, del Grupo de Reacción Operativa Metropolitana (GROM) y la Policía Estatal Acreditable.
> Los militares se encargaron de custodiar el exterior del Centro de Reinserción Social, (Cereso) varonil, ubicado en la salida a Torreón.