Foto: AP
La exfiscal de Venezuela aún no acepta ofertas de asilo político de Brasil y de Colombia

BRASILIA.- La exfiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, aseguró, en su paso por Brasil, que al menos 37 presos políticos con órdenes judiciales de libertad continúan detenidos. Ortega también se refirió a la desesperada situación de familias que hurgan en los cubos de basura para encontrar alimentos o al centenar de muertos durante las protestas contra el régimen de Nicolás Maduro.

Además de las denuncias de violaciones de los derechos humanos, similares a las difundidas en las últimas semanas por oposición y organismos internacionales, Ortega aseguró que dispone de documentos para implicar al presidente Maduro y decenas de sus aliados en delitos de corrupción.

Parte de esas pruebas ya fueron entregadas a investigadores brasileños durante una reunión de fiscales sudamericanos en Brasilia. En los próximos días, Ortega promete entregar otros documentos a las fiscalías de España, Colombia y Estados Unidos. Los casos implican no sólo a Odebrecht, el gigante de la construcción brasileña que ha admitido sus manejos corruptos en los principales países de América Latina, sino también a empresas vinculadas a los jerarcas del régimen, según Ortega, con sede en España y México. La fiscal ha señalado incluso a la empresa que abastece las cestas de alimentos que la población más pobre recibe del Estado venezolano.

Oficialmente, Ortega dice que aún no ha decido si aceptará las ofertas de asilo político de los gobiernos brasileño y colombiano. Su única certeza es que continuará su periplo por el mundo para denunciar las agresiones del presidente Nicolás Maduro.

MADURO ‘APAGA’                    CANELES COLOMBIANOS

La Comisión Nacional de Telecomunicaciones de Venezuela decidió sacar del aire a Caracol Televisión y RCN, ambas de Colombia, en el marco de las críticas gubernamentales venezolanas al Gobierno de Bogotá.
Ambas dejaron de verse en las pantallas venezolanas a partir de las 00:00 hora local de este jueves, en una decisión atribuida por Caracol, de manera directa, al presidente venezolano Nicolás Maduro.
Sacar del aire a medios extranjeros ha sido una medida recurrente del gobernante venezolano. 

Con información de El País y Notimex