Es un Gobierno estatal
                                       que para nada ahorra,
                                           gasta a toda hora
                                      y lo hace a carta cabal.