Mason Greenwood es el único delantero saludable que le queda al equipo. Se trata de una fuerte carga para un adolescente y un gran problema para el técnico Ole Gunnar Solskjaer.

Quizás sea por la mala suerte con las lesiones. Malas decisiones para encontrar talento. Pero probablemente hay que aplaudir el nuevo enfoque atrevido del club de dar una oportunidad real a los jóvenes.

Cualesquiera que sean las razones, Manchester United, el club más grande del fútbol inglés, se encuentra ahora en la alarmante posición de depender de un prospecto de 17 años para anotar goles en un agitado tramo de la campaña.

Mason Greenwood, por ahora, lo está haciendo y ha resultado uno de las pocas notas brillantes, en medio de los tropiezos de United.

Después de enviar a Romelu Lukaku y Alexis Sánchez al Inter de Milán antes de la temporada, sin adquirir reemplazos, United ha sufrido las bajas por lesiones de Anthony Martial y Marcus Rashford.

Greenwood es el único delantero saludable que le queda al equipo. Se trata de una fuerte carga para un adolescente y un gran problema para el técnico Ole Gunnar Solskjaer, dado que su equipo compite en tres frentes (Liga Premier, Liga Europa y Copa de la Liga) en estos momentos, lo que implica un partido cada tres o cuatro días.

Como lo ha hecho en cada etapa de su joven carrera, Greenwood ha estado a la altura de las circunstancias. Anotó el decisivo la semana pasada contra Astana en la Liga Europa, y luego el miércoles en la Copa de la Liga inglesa contra Rochdale.

Una prueba mucho más dura para Greenwood llegael lunes, cuando Arsenal visite Old Trafford. Será el partido más trascendental de su vida, si es titular. Aunque no parece que Solskjaer tiene realmente otra opción.

"Juega bien con los dos pies, así que debe ser una pesadilla para los defensores enfrentarlo en un mano a mano en el área”, dijo Solskjaer tras el partido contra Rochdale, que United ganó en la definición por penales luego de un empate 1-1.

"Puede ir en ambas direcciones, lo que para mí es fantástico, y puedes ver claramente que tiene calidad”, agregó.

No es la primera vez que Solskjaer, exgoleador del equipo, elogia a Greenwood, del que dijo previamente que era “uno de los mejores definidores que he visto”.

No obstante, son tiempos difíciles para llegar al equipo y liderar el ataque de un United lejos de su tradicional dominio y que pudiera pasar trabajos incluso para terminar entre los seis primeros en la Premier esta temporada.

El United no ha anotado más de un gol en un partido desde que abrió la campaña con una victoria de 4-0 sobre Chelsea. Una derrota 2-0 en casa del West Ham le vio caer al octavo puesto.