Hola, hace tres semanas mi ahora ex novia me dejó despues de ocho años juntos. De estos, cuatro años vivimos juntos. Es cierto que no fue una relación perfecta, pero creo que ninguna lo es y que sufrimos altibajos los dos.

En los cuatro primeros años ella lo daba todo por mi y a partir del cuarto año la cosa cambió y fui yo quien lo daba todo. Este año fue bastante bueno, salvo por algun roce normal de la convivencia.

Hasta principios de septiembre todo iba “perfecto” y de repente me dice que no siente lo mismo, que no esta enamorada de mí y que no se ve en un futuro conmigo...

Sus excusas... en fin, mejor ni las nombro por que me da risa... La verdadera razón nunca me la va a decir o simplemente ni ella sabe qué le pasa. Quizás me hago la pregunta que muchos se hacen...¿Por qué? Sé que ya no debería preguntarme eso pero no puedo evitarlo.

Ella admitió que iba todo genial pero que como no había complicidad en este último mes que la relación estaba muerta... ¿Cómo se puede dejar una relación de ocho años por un mes? ¿Por qué sigues alimentando la relación con viajes y me dices que ya lo tenías muy meditado? Estuvimos hablando a la semana y no sabe que sensación es hablar con una persona y que no te responda a nada, ojos llorosos....”el que calla otorga”, su única respuesta fue al terminar diciendo que no sentía lo mismo. En fin... tantas preguntas sin responder que no sé si algún dia tendré respuesta.

Llevo dos semanas de haber terminado todo contacto y espero seguir siendo fuerte, cuando tengo tentaciones y me entran ganas de llamar, llamo a mis padres, hermana y amigos, no a ella.

Sé que el tiempo me ayudará, que miraré las cosas de otra forma, que hay personas que pueden hacerme muy feliz, el problema es que yo tenía muy claro que era la chica con la que quería compartir toda mi vida.

Abandonado

Estimado Abandonado:

Cuando una relación termina el proceso nunca es fácil. A menudo implica una mezcla de sentimientos de frustración y fracaso, junto con otros de vacío, nostalgia y soledad.

Lo que está claro es que en una relación de pareja nunca hay garantías. Se encuentran dos personas diferentes, cada una con su historia, sus creencias, su experiencia y su manera de ser.

Algunas veces uno de los dos, renuncia a sí mismo para convertirse en lo que el otro espera de él, hasta llegar al punto que se pierde a sí mismo. Es en los casos que generamos dependencia emocional.

Estás atravesando el duelo, acepta que el amor terminó, que no quiere estar contigo y que esto te conecte con tu dignidad, con tu fuerza interior para recuperar tu propio rumbo.

En cualquiera de los casos, el paso más importante es el de volver a entrar en contacto contigo mismo. A través de tu autoestima, recuerda que eres capaz de seguir adelante y ahora, después de esta experiencia, serás más fuerte, tendrás más claro lo que quieres y lo que no, y cómo va a ser la persona con la que inicies la siguiente relación de pareja, cuando estés preparado.

Cuanto más conciencia tengas sobre ti mismo y tu experiéncia, más facilmente alcanzaremos aquello que deseamos de verdad.

apartado500v@gmail.com