Percance. En el choque múltiple, los menores sufrieron graves lesiones, que los tienen en una precaria situación.
Camila y Tadeo, sobrevivientes del accidente en el que murieron su madre y abuela, serán evaluados. Si situación se complica seguirán en terapia intensiva
Es difícil estar así sin nadie, porque ni trabajo porque estoy aquí. Gracias por su ayuda”.
Alfredo Gallegos, padre de los menores.

En el transcurso de la mañana de hoy jueves, tras una larga espera de 72 horas desde que ingresaron al Hospital del Niño, Camila y Tadeo, hermanitos que participaron en el fuerte accidente en el que murieron su madre y su abuela, serán desconectados de los respiradores artificiales que los han ayudado a seguir con vida.

Los médicos verán así la evolución de su condición física, pero si no responden seguirán en terapia intensiva por tiempo indefinido. Ayer mismo, los especialistas vieron la posibilidad de retirar los aparatos para iniciar con una serie de estudios, pues primero se enfocaron en que se desinflamarán las áreas donde sufrieron fuertes golpes.

Fue Alfredo Gallegos, padre de los menores, quien dio a conocer los planes de los médicos, que  hacen todo lo posible por salvar la vida de los niños. Luego de ingresar a verlos, dijo que ambos se encuentran muy golpeados y Tadeo es quien se encuentra menos grave, aunque está muy inflamado su rostro.

“Hasta el momento se encuentran graves, pero estables gracias a las intervenciones de especialistas”, dijo el afligido padre. Alfredo, refleja miedo en su mirada, aunque ve a sus hijos estables y con atención adecuada, teme perder todo lo que tiene en la vida.

 

UNA TERRIBLE PÉRDIDA

Aún no se hace a la idea de que la madre de sus hijos y esposa, ayer mismo fue sepultada en Zacatecas y no tuvo oportunidad de despedirse de ella, ya que se pasa todo el tiempo en el hospital donde hasta están sus hijos.

Originario de Zacatecas, pide únicamente que ellos se recuperen para llevárselos a su rancho y ahí vivir una vida tranquila. “Es la primera vez que ellos pasan algo así, no sabían lo que es estar en un seguro, nunca se enfermaban” dijo Alfredo a VANGUARDIA.

LA AYUDA HA LLEGADO

Desde el martes que se dio a conocer la situación de Alfredo, la sociedad saltillense se ha solidarizado con él y sus hijos. Con alimentos, agua, dinero en efectivo o transferencias a un número de cuenta proporcionado por la familia se ha manifestado la ciudadanía.

“¿Disculpe, usted es el papá de los niños del accidente?, es una ayuda, no es mucho, pero de todo corazón lo damos”, dijo una mujer que se acercó la mañana de miércoles con el angustiado papá. Sin decir sus nombres, llegan ciudadanos de todas las edades a dejar su aportación, lo cual es valorado por el oriundo de Zacatecas.

PROFUNDAMENTE AGRADECIDO

Aunque su familia cercana se encuentra lejos, sus amigos y conocidos también han estado arribando al nosocomio, para que el padre tenga oportunidad de salir a comer, aunque se niega a separarse del sitio por temor a que suceda algo a sus pequeños.

“Primero Dios, que se curen, aunque van a tardar en rehabilitarse” dijo una prima lejana de Alfredo.

Por su parte, Alfredo agradeció a los medios de comunicación pues hay mucha gente que se ha acercado a apoyar a sus hijos por las publicaciones realizadas respecto a la situación de sus hijos.