ARCHIVO
Al llegar al hospital de inmediato se dio la ayuda, pero, aunque estaba consciente, ya no respondió a la reanimación

A pesar de los trabajos de reanimación cardiopulmonar que recibió un pequeño de dos meses y dos días de nacido, murió por broncoaspiración en las instalaciones del Hospital General ayer por la mañana.

Roberto López llevó por sus medios a su hijo del mismo nombre a las instalaciones médicas mencionadas, luego de que se percataran que no estaba bien.

Minutos antes de las 07:00 horas llegó Ricardo con su hijo, manifestando que le había realizado nebulizaciones, porque estaba diagnosticado con bronquios.

Como lo vio mal, de la colonia Tierra y Libertad emprendió el viaje con su hijo, que ya se encontraba muy débil. En el camino el menor entró en un paro respiratorio. Al llegar al hospital de inmediato se dio la ayuda, pero, aunque estaba consciente, ya no respondió a la reanimación.