ESPECIAL
Los inversionistas deben revisar su contrato con Credinor, para saber los alcances de la responsabilidad de la Unión de Crédito y del seguro

Aunque es difícil que pueda configurarse algún delito, en el caso de la Unión de Crédito Credinor, es importante que los inversionistas sepan que pueden actuar por la vía mercantil y también que cada sociedad financiera tiene un seguro para devolver al menos un porcentaje a sus inversionistas.

El abogado Juan José Ibarra, del Foro Profesional de Abogados de Saltillo, explicó que este tipo de organizaciones de crédito están reguladas por la Comisión Nacional Bancaria y Valores, y aunque tienen competencia de autoridades federales, también se pueden iniciar demandas por la vía local a través de los juzgados mercantiles.

CON PROBLEMAS DE PAGO

VANGUARDIA dio a conocer que Credinor enfrenta problemas para el pago a sus inversionistas, quienes han tenido retraso en el pago de sus utilidades, así como su capital, pues les han recorrido los plazos y también los montos de entregas pactados.

“Es importante que las sociedades están reguladas y registradas ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, para que puedan tener un seguro, y los inversionistas tengan al menos parte de su inversión garantizada. El seguro cubre sólo un porcentaje de la inversión”, explicó el abogado Ibarra.

NO ES UN DELITO

Explicó que la situación legal entre los inversionistas y Credinor debe analizarse a partir del contrato que tengan, esto debido a que más que un delito, hay un incumplimiento en materia mercantil.

“Un delito, propiamente dicho, sería difícil —hasta ahora— sobre todo si existe un contrato. Si hay un contrato solo hay que ceñirse a las cláusulas. Pero antes hay que revisar que la Unión esté autorizada y regulada por la Comisión Nacional Bancaria y Valores, además que esté legalmente constituida”, explicó el abogado.