Fotos: Especial
Esmerarte en cómo colocar los cubiertos y cuáles son los mejores tonos para decorar la mesa es un detalle más en Navidad donde los encuentros se realizan en torno a una buena cena

En Navidad las cenas con amigos y familiares, a veces tan cotidianas, consiguen que nos olvidemos de los detalles y del protocolo a seguir. Dedicar un poco de tiempo a decorar la mesa y a crear un ambiente agradable, forma parte de la necesidad de conseguir una atmósfera adecuada en torno a un delicioso menú.

Estás ante la mesa más especial del año. La estrella de la Navidad, una razón por la que debe de ser elegante, luminosa, confortable, pero con cierta formalidad.

Debes ser consecuente con el espacio ‘disponible’ y siempre tener muy presente que en la mesa de Navidad, como en todas las mesas, ‘menos es más’. No olvides que es el lugar donde van a comer.

Utiliza un estilo más ‘sofisticado’ para las cenas y más ‘neutro y acogedor’ para las comidas.

MANTEL BLANCO

El mantel debe ser preferiblemente blanco porque es más elegante y te da una sensación de limpieza y luminosidad. Incluye algún detalle navideño en tonos rojos, verdes o metálicos como el dorado y el plateado pero ten cuidado de que los adornos no interfieran en la plática de los comensales por lo que debes cuidar la altura de los mismos y no deben producir ningún olor por respeto al vino y la comida.

INSPIRACIÓN NATURAL   

Las nuevas tendencias en la mesa se apoyan en la ‘inspiración natural’ que ofrece el paisaje de la propia estación y se llenan de setas, calabazas y las hojas verdes. 

Si buscas algo más atemporal y arriesgado no olvides lo último para decorar mesas como el corcho, el cobre, el mármol o la tendencia ‘splatter’ (prints que imitan las salpicaduras de pintura en platos y textiles). 

Las servilletas deben ser de tela nunca de papel y puedes combinar vajillas en el caso de que no tengas una completa. Es tendencia conseguir un estilo ecléctico, para hacer de tu mesa una comida o cena de Navidad diferente. Sin olvidar que los colores coordinen bien entre sí.

Para que tanto vajilla, como cubiertos y cristalería estén en perfecto orden de revista manipúlalos con guantes mientras los pones en el sitio correcto en la mesa.

VELAS PERFECTAS

Las velas son perfectas para las cenas, nunca para las comidas. 

El objetivo es colocar velas duraderas ya que no se pueden reponer durante la velada.

También puedes aplicar las nuevas tecnologías a la decoración y utilizar pequeñas lamparitas led, una alternativa para estar más tranquilos si hay niños y personas mayores, a estos últimos hay que darles un papel relevante, situándolos en la zona central para que no se pierdan detalle.

Las botellas es mejor situarlas fuera de la mesa, siempre tapan la cara de algún invitado en las fotos que tomamos de recuerdo. 

Lo ideal es situarlas en un botellero justo al lado del anfitrión que será quien sirva al invitado que se quede sin bebida.

En la mesa solo coloca lo que vas a utilizar, hay que aprovechar el espacio sin llenar demasiado.

LA MESA PERFECTA DE LA FESTIVIDAD

No hace falta seguir el protocolo, pero sí distribuir los elementos de la mesa con sentido, para que todo esté a mano durante la comida. 

La cristalería

Pon al menos cuatro tipos de copa. Para el agua es la primera instalada por el lado de la izquierda. Copa vino tinto: colócala junto a la del agua y de tamaño igual. Copa vino blanco: si vas a servir en el menú pescados o mariscos. Si no vas a utilizar vino blanco no es necesario ponerla. Copa de licor: Si la pones desde el principio, colócala a continuación de la de vino blanco y ligeramente retrasada del resto.

La servilleta

Es una pieza fundamental a la hora de sentarse a la mesa. 

Colócala a la izquierda del plato o encima o del lado derecho. Nunca dentro de las copas. 

La vajilla

Para poner los platos tienes dos opciones. Colocarlos todos formando una pila en el sitio de cada comensal (bajo plato, plato llano y plato hondo) o poner solo el de presentación e ir llevando los platos a la mesa a medida que sacas la comida.

La cubertería

Los cubiertos deben adaptarse al menú, no pongas de más porque solo lograrás abarrotar la mesa. Se ponen según el orden en que hay que usarlos, de afuera hacia adentro. Además de los habituales, también hay cubiertos para ensalada. A la derecha del plato va el cuchillo de corte, luego el cuchillo de pescado y la cuchara sopera. A la izquierda primero el tenedor de carne, luego el de pescado y al final el de la ensalada. Arriba del plato el tenedor y la cuchara de postre.

Buen provecho

No hay discusión al señalar que las servilletas deben ser de tela nunca de papel.

No hace falta seguir el protocolo, pero sí distribuir los diferentes elementos de la mesa con sentido, para que todo esté a mano durante la comida. 

Se ponen según el orden en que hay que usarlos, de afuera hacia adentro.Las velas son perfectas para las cenas, nunca para las comidas.