El astro argentino dejó a su Selección por una lesión pero fue visto en la fiesta de los hijos de Cesc Fábregas

Una lesión hizo que el astro argentino, Lionel Messi, abandonara a la albiceleste tras el duelo que perdieron ante Venezuela sin embargo, cuando todos creían que se la pasaría reposando, fue visto en el bautizo de los hijos de Cesc Fábregas. 

Messi y Fábregas fueron grandes amigos cuando compartieron vestidor en el Barcelona, incluso sus esposas, Antonela y Daniella, tiene una gran relación que no dudan compartir en las redes sociales. 

Lia, Capri y Leonardo Fábregas, hijos de Cesc, recibieron el sacramento en el Hotel Palace de Barcelona el fin de semana. 

 La esposa del crack azulgrana fue madrina del pequeño Leo, el hijo menor del matrimonio entre Daniella y Cesc.

Messi ha preferido no estar en el encuentro amistoso del martes ante Marruecos porque tiene algunas molestias en la zona del pubis y prefiere reservarse para el derbi del próximo sábado ante el Espanyol.