AP
Lionel y la Albiceleste le sacaron la igualada a Uruguay en un duelo poco 'amistoso'

Un gol de penal de Lionel Messi en tiempo de descuento le dio un empate agónico a la Selección Argentina frente a Uruguay en el Clásico del Río de la Plata, un partido emocionante en el que el crack de Barcelona y Luis Suárez, autor de un golazo de tiro libre para la Celeste, dejaron de lado momentáneamente su amistad como compañeros en Barcelona y libraron su particular batalla.

Las selecciones rioplatenses disputaron su último encuentro amistoso antes de las Eliminatorias para el próximo Mundial y brindaron un buen espectáculo a los casi 30 mil aficionados que aprovecharon la oportunidad de ver a sus ídolos.

Uruguay comenzó mejor, aunque era Argentina la que controlaba el balón, con un Messi, al principio, menos inspirado que en otras ocasiones. El dominio argentino no obtenía frutos, mientras que los contragolpes uruguayos se presumían más peligrosos.

De esta forma, en el minuto 33, llegó el primer tanto de Uruguay y del partido. Luis Suárez asistió a Edinson Cavani, que se anticipó al arquero Esteban Andrada en el área y desató la locura de los fans uruguayos que se hicieron presentes en el estadio Bloomfield de Tel Aviv.

El segundo tiempo comenzó con Argentina más adelantado, con Agüero posicionándose como centrodelantero, Paulo Dybala sobre la derecha y Messi liderando una serie de ataques que no prosperaron hasta el minuto 62, cuando el jugador del Manchester City conectó un centro del astro del Barcelona y estampó el empate.

El centro de Messi en el tiro libre fue medio gol. Con un precisión absoluta, el 10 le puso el balón en la cabeza a Agüero, quien firmó el empate a uno.

Seis minutos más tarde, tras una falta cometida a él mismo en el borde del área rival, Luis Suárez ejecutó un tiro libre de forma espectacular. Demasiado potente para al arquero argentino, que alcanzó a tocar el balón pero no pudo evitar el 2-1.

Ya sin Edinson Cavani, que le cedió su lugar a Diego Laxalt dejando a Suárez como único delantero, Uruguay se dedicó a defender los embates argentinos, que estuvieron cerca de la igualdad en varias ocasiones, con tiros desde fuera del área de Messi y Dybala.

En el minuto 90, tras una mano en el área charrúa, el árbitro Reinshreiber pitó penal para Argentina y Messi ejecutó con maestría sellando el 2 a 2 definitivo.