AP
Fue una de las competencias más cerradas en los últimos años

Messi ganó su sexto Balón de Oro en la historia pero no fue tan sencillo como parece. El argentino consiguió el galardón con una mínima diferencia sobre el defensa holandés, Virgil Van Dijk.

El jugador del Barcelona obtuvo un total de 686 puntos, por los 679 que recibió el central campeón de la Liga de Campeones, lo que le dejó a solo un paso de convertirse en el primer defensa que logra el premio desde el italiano Fabio Cannavaro en 2006.

Atrás de ellos quedó Cristiano con 476 puntos y mucho más atrás el cuarto lugar, Sadio Mané con 347 unidades. 

Messi cimentó su triunfo en los votos (un total de 176 periodistas de otros tantos países componen el jurado) procedentes de África, donde obtuvo 187 puntos, y de América, donde recogió 102 puntos.

Sin embargo, en Europa, continente donde juegan ambos y donde Van Dijk se hizo con el mayor título a nivel de clubes, el holandés tuvo una cosecha mucho mayor que la de su rival: 231 puntos frente a 194.