Reyes Flores Hurtado, coordinador del Gobierno Federal en Coahuila / Foto: Vanguardia
En los últimos tres años no se han ejercido los recursos que se han etiquetado para ejecutarlo, afirma

El delegado del gobierno federal en Coahuila, Reyes Flores Hurtado, negó que se haya cancelado el proyecto del Metrobus en el estado de Durango, sino que fue suspendido para revisarlo a fondo, pues en los últimos tres años no se han ejercido los recursos que se han etiquetado para ejecutarlo.

Luego de que el pasado domingo el presidente Andrés Manuel López Obrador realizara una votación a mano alzada en un mitin en Durango para decidir que el Metrobus “no va”, Flores Hurtado aclaró que en realidad el tema se está revisando, pues en ese estado no se había iniciado el proyecto, mientras que en Coahuila ya lleva más del 70 por ciento de avance.

“A tres años no se había avanzado en el proyecto, no se le habían invertido recursos para empujarlo y se suspende el proyecto, sigue en revisión, porque la realidad es que la región lagunera necesita una movilidad en toda la región. Si en Coahuila se termina el proyecto hasta la entrada de Gómez Palacio, hay que trabajar para que Lerdo y Gómez Palacio entren también”.

El funcionario federal aseguró que en los últimos tres años no se ejerció el recurso etiquetado para arrancar la obra del Metrobus en la parte que corresponde a Durango y por lo tanto ese dinero tuvo que ser regresado.

“El presidente lo que detectó fue mucha oposición social, hay que ver si es auténtica o no y revisar el tema, el presidente está en la lógica de darle a la región la movilidad que corresponda, pero no es un tema que esté cancelado, se suspende el proyecto porque no ha iniciado. Para este año estaban etiquetados 400 millones”, aclaró Flores Hurtado.

En contraparte, el delegado federal aseguró que aunque en la parte que corresponde a Coahuila ha habido retrasos en la ejecución del proyecto del Metrobus, pues debió de entregarse hace un año, actualmente registra un avance superior al 85 por ciento y este mismo año podría comenzar a operar.

“Estimamos que trae un avance del 85 por ciento, lo importante es que ha avanzado a pesar de que se había retrasado, debió terminarse hace un año, ha generado inconformidad, pero ya va avanzado y lo importante es cerrar el ciclo para que se termina esa inversión que dé ventaja a la región de movilidad de Matamoros a Torreón”, concluyó.