Foto: Especial
El concurso celebrado en el país oriental, es el más grande de su tipo a nivel Asia. Lo lograron con una espectacular proyección en el castillo Odawara

La combinación entre las culturas japonesa, huichol y maya suena a una extraña mezcla, sin embargo el estudio mexicano de animación DUX Animation se atrevió a unir estas culturas en una proyección de mapping.

No sólo fue eso, sino que gracias a este proyecto el estudio ganó uno de los cinco máximos galardones en el Concurso Internacional de Mapeo con sede en Japón, y que se proyectó en el castillo de Odawara.

La pieza que se titula “Wayak” (que significa sueño en idioma maya) se presentó en el festival como parte de su reto llamado 1 Minute Projection Mapping y cuyo tema principal eran los sueños. En la octava edición del festival participaron 177 estudios de 43 países.

El estudio mexicano se inspiró en diseños mayas y huicholes, y con los visuales que formaron, plasmaron la visión de los sueños desde la perspectiva ancestral maya y la lograron fusionar con la cultura japonesa, pues los visuales se mezclaron de manera natural sobre la fachada del imponente castillo asiático.

Durante la presentación de Dux el castillo de Odawara pareció transformarse en el Templo de Kukulkán y desde una planta, el castillo tuvo coloridas flores de arte huichol que daban la sensación de estar hechas de pequeñas chaquiras. Después, la estructura japonesa parecía regresar cuando la deidad maya, Kukulkán lo convirtió de nuevo en su templo.

Momentos después un Quetzal iluminó con su plumaje verde el espacio y lo convirtió en una selva. Y después un guiño a las tradición del “Día de Muertos” hizo una aparición con todos los elementos de una ofrenda típica y la clásica “Catrina” que dibujó José Guadalupe Posada. Al final apareció la palabra maya “Wayak”.

“Esta pieza comunicará lo que todos alguna vez hemos vivido: el sueño. Ya sean interpretaciones lúcidas, metafóricas u obscuras el sueño es un lenguaje que no discrimina fronteras, razas, etnias o idiomas. Por lo que será una extensión de nuestra cultura, pero también una fusión visual de la civilización japonesa y la mexicana, dejando claro con esta pieza que la cosmovisión es universal”, dijo Ana Ballescá, productora ejecutiva de DUX, a la revista Entrepreneur.

El estudio formado por Ana Ballescá y Daniel García trabajó arduamente para que pudiera atravesar distintas fases para poder alcanzar un lugar en la final, que consistió en las proyecciones de los 20 finalistas en las noches del 21 y 22 de septiembre sobre el castillo. El premio les fue otorgado el 22 de septiembre.

Foto: Especial

La empresa también ha hecho mapping en la Torre Latinoamericana de la Ciudad de México, la Catedral de San Miguel de Allende en el estado de Guanajuato y en festivales de música como Pa’l Norte, celebrado en la ciudad de Monterrey, Nuevo León.

Dux, que también ha producido piezas publicitarias, cuenta con 15 años en la industria y se describe como apasionada por la animación.

“DUX es un estudio de animación cuyos socios fundadores cuentan con una experiencia de 15 años en el medio. Con el tiempo hemos aprendido que las ideas son las que en verdad cuentan, ya que a partir de éstas se construyen estrategias para cubrir cualquier necesidad. Necesidades que van desde el diseño hasta la elaboración de Video Mappings. Somos un grupo conformado por jóvenes provenientes de diversas disciplinas con un objetivo en común: pasión por las artes visuales y la animación. Nos encanta proponer, explorar, soñar, crear, experimentar y descubrir”, dice el comunicado de su página web.