La popular revista seleccionó a dos establecimientos mexicanos, Mariscos Rubén en Tijuana y Alfonsina en Oaxaca

En la edición de agosto de la revista Food and Wine, en una colaboración con la revista Travel + Leisure, un crítico culinario anónimo viajó por todo América, África y el Medio Oriente, además de Europa y Asia, en busca de los mejores restaurantes de cada región y seleccionó 30 de entre todos los que visitó.

En la lista destacan 6 elegidos de Latinoamérica, con el Mani, de Sao Paulo en Brasil; La Mar y el Mil, de Lima, Perú, representando a América del Sur y José Enrique de San Juan, Puerto Rico en América Central.

En este último hay, además, una historia de supervivencia, pues en su décimo aniversario, en 2017, el huracán María voló el techo y las ventanas, aunque eso no lo detuvo y cuando la ayuda para los damnificados llegó a la ciudad José Enrique se convirtió en la cocina desde donde salieron los víveres.

La gran actividad por apoyar a las víctimas del desastre llevó a este restaurante a crecer y ahora su gran sabor se movió a la playa, donde ahora los comensales tienen que hacer fila para entrar.

Pero en América del Norte México tomó nuevamente presencia gracias a dos dignos representantes: el restaurante Alfonsina de Oaxaca y Mariscos Rubén de Tijuana.

Alfonsina

En las afueras del pueblo de San Juan Bautista La Raya se encuentra este local, aún no tan famoso como otras ofertas en el país, administrado por Jorge León y su madre Elvia León Hernández descrito por el autor de la nota de Food and Wine como un lugar que sabe “tanto a la historia y al futuro de la cocina oaxaqueña”.

León comenzó su carrera culinarua en Casa Oaxaca y en Pujol, en la Ciudad de México, dos restaurantes de gran renombre, hasta que regresó a su hogar, donde creó este restaurante con un menú de cinco entradas, bautizado en nombre de su abuela, la madre de doña Elvia.

El New Worlder calificó a Alfonsina como el Mejor Restaurante del 2018, a tan sólo meses de su apertura oficial, popularidad que se ha ganado gracias a, en parte, su Mole Madre, un platillo original que rinde tributo tanto a la tradición como a las aspiraciones, en un menú que también ofrece tlayudas, tamales, acompañados de cecina y hongos y otros elementos de la cocina tradicional oaxaqueña pero con la experiencia y el sabor de Jorge León.

Alfosina. En las orillas de San Juan Bautista se encuentra este restaurante.
Y es que este lugar ejemplifica lo que “hace a México el más excitante lugar del mundo para comer en 2019”, escribe el crítico, “se le rinde honor a la tradición al mismo tiempo que se le permite a la novedad florecer. La sabiduría de la madre se trata con el mismo respeto que la ambición del hijo”.

Mariscos Rubén

Este lugar es un food truck. Así como se lee.

Mariscos Rubén ha dejado una muy grata en impresión en más de un renombrado chef por la manera en que trata la cocina marina desde este ámbito de comida callejera, administrado por la chef Mirtha Rodríguez.

Manitas de jaiba, tacos de marlin, camarones enchilados y tostadas de cangrejo con salsas y especias tan únicas y deliciosas que han convertido a este pequeño espacio en Tijuana, donde solo unas mesas en la calle acompañan al vagón de comida, en uno de los mejores restaurantes de mariscos de la costa oeste, según el sitio Food GPS.

Mariscos Rubén. El Food Truck ofrece desde manitas de jaiba y tacos de marlin, hasta camarones enchilados y tostadas de cangrejo con salsas y especias únicas y deliciosas.