Foto: Cuartoscuro
En la segunda semana previas al Súper Tazón se exportaron a EU más de 35 mil toneladas, lo que significó el envío de mil 792 contenedores; cada seis minutos sale un tráiler con aguacate hacia ese país

Para los estadunidenses aficionados al futbol americano, no puede haber Super Bowl sin guacamole. El primer domingo de febrero de cada año -cuando se juega el partido más importante en ese deporte- este alimento a base de aguacate se vuelve fundamental. 

Quizá por estas fechas es cuando cobra mayor sentido que lo llamen el oro verde. Pero todo empieza meses antes en los campos michoacanos. 

En 44 de los 113 municipios del estado hay productores que se han juntado con otros sectores de esta cadena productiva para fundar la Asociación de Productores y Empacadores Exportadores de Aguacate de México (Apeam). 

La Apeam es la única que cumple los estrictos requisitos de autoridades estadunidenses para poder enviarles aguacate. Anuncios como: “Lavarse las manos las veces que sean necesarias”, acentúan las distintas medidas que se toman desde las huertas, como ésta ubicada en el municipio de Uruapan

Aquí los cortadores de aguacate no tuvieron dificultades en adaptarse a las medidas sanitarias por el covid-19, pues ya estaban acostumbrados a la sanitización. 

Las últimas semanas han sido intensas, reconocen los trabajadores, y es que el "súper domingo" -y en menor proporción la celebración del 5 de mayo- es la fecha más importante para el sector. 

En términos generales, en el último año, Apeam registra un crecimiento sostenido de 12 por ciento: a mitad de la temporada se han exportado 586 mil toneladas y se espera rebasar el millón de toneladas exportadas al finalizar la temporada en junio. 

El pronóstico de exportación de la asociación al cierre de la temporada julio 2020 a junio 2021 es de un millón 200 mil toneladas cosechadas, y un millón 17 mil toneladas exportadas. 

(Con información de Milenio)