La pandemia también representa un impacto grave en el desarrollo económico del mundo

CIUDAD DE MÉXICO.- Al destacar la colaboración entre México y China para el transporte de vacunas a territorio nacional, Zhu Qingqiao, embajador de China en México, considera que la pandemia es temporal y que los países tienen que mirar hacia la era post-Covid-19.

El diplomático asevera en entrevista con EL UNIVERSAL que la crisis sanitaria no sólo representa una grave amenaza para la vida y la salud de las personas, también ha tenido un impacto grave en el desarrollo económico del mundo, y acelera la reconfiguración del orden internacional.

Pide combatir, además del virus, los desastres secundarios políticos, económicos y sociales provocados por la pandemia.

¿Cómo ha sido la cooperación de las vacunas entre México y China?

—Actualmente la cooperación de las vacunas entre China y México ha logrado avances positivos, tenemos una estrategia integral, una manifestación de la muy buena relación bilateral en la lucha contra el coronavirus, una amistad histórica [entre] los dos países.

Desde la aparición del Covid-19, las dos naciones se solidarizaron en apoyarse mutuamente. Implementamos activamente los consensos alcanzados por el presidente Xi Jinping [China] y el presidente Andrés Manuel López Obrador [México]. Hemos brindado apoyo desde nuestro alcance a México, sobre el control y el tratamiento del virus.

China tiene tres vacunas (Sinopharm, CanSino y Sinovac). ¿Cómo ha sido su proceso en México?

—En octubre de 2020 México aprobó el ensayo clínico de fase 3 de la vacuna producida por CansSino, su ensayo clínico aquí en el país cuenta con gran participación que en otros países.

¿Cuál es la confianza de México con las diversas vacunas que tiene China en estos momentos?

—China ha respondido activamente a la necesidad urgente de los productos terminados de la vacuna. Con Sinovac se llevó a cabo contacto con el gobierno mexicano para firmar el tratado de adquisición, y el 20 y 27 de febrero un millón de vacunas [de Sinovac] llegaron a México en dos lotes, dada la enorme demanda interna de vacunas en China y la limitada capacidad de producción de las empresas.

Pero la realización de la entrega de las dosis demuestra una vez más la cercanía de nuestros pueblos como hermanos. Y en la actualidad, México es el único país que ha autorizado el uso de emergencia de dos vacunas chinas, demostrando también la gran confianza que el gobierno mexicano tiene en nuestras vacunas. Estoy convencido de que bajo el esfuerzo mancomunado de ambas partes, las vacunas de China jugarán su papel importante para superar el virus lo antes posible.

¿Cuál es la efectividad de estas tres vacunas (Sinopharm, CanSino y Sinovac) y los resultados que se han tenido en los diferentes países que la han adquirido?

—El gobierno chino siempre ha actuado con responsabilidad con la vida de las personas, anteponiendo la seguridad y la efectividad de las vacunas, estando muy al pendiente de que las empresas responsables sigan estrictamente las leyes científicas para llevar a cabo la investigación y el desarrollo de vacunas de acuerdo con las leyes y sus reglamentos.

De las vacunas Sinovac, Sinopharm y CanSino, sus ensayos clínicos en diversos países como Chile, Brasil, Indonesia, Rusia, etcétera, han demostrado muy buena seguridad y efectividad, capaz de dar una protección efectiva en las personas, logrando por esto el reconocimiento en muchos países.

¿China profundizará la cooperación?

—Es importante continuar profundizando la cooperación en la lucha contra la pandemia; el gobierno chino sigue apoyando a las empresas chinas a realizar todo tipo de cooperaciones de vacunas y ayudarle a México en la lucha contra el virus; también debemos fortalecer el intercambio y la cooperación en tecnología médica, investigación y desarrollo de medicamentos.