La Cancillería asegura que facilitarán también iniciativas de organizaciones civiles en el mundo que busquen traer a los migrantes

CIUDAD DE MÉXICO.- Solamente por la vía de la reunificación familiar se facilitará el refugio en México a los ciudadanos sirios desplazados por el conflicto armado en Medio Oriente, informó este jueves el subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Cancillería, Miguel Ruiz Cabañas.

En conferencia de prensa para hablar de la próxima agenda del presidente Enrique Peña Nieto en la ONU, el funcionario apuntó que facilitarán también iniciativas de organizaciones civiles en el mundo que busquen traer a los migrantes.

La política del gobierno de la República es muy clara: vamos y ya estamos facilitando todas las iniciativas que vengan de la sociedad civil y de las familias bajo el principio de la reunificación familiar. ¿Por qué? Porque de esa manera se facilita real y verdaderamente la integración a la sociedad mexicana, cuando ya hay una familia que puede recibirlos y darles cobijo, y que puede atenderlos en los primeros meses; la integración es muy posible que sea un éxito. Cuando no se tienen estos instrumentos, estos marcos o estos escenarios, la integración se vuelve mucho más compleja, por eso la decisión es darle prioridad a esto”, dijo.

Dejó claro que para facilitar el refugio en este país, los ciudadanos sirios deben tener “parientes en México y que sus familias decidan sacarlos de la región o de los países vecinos para traerlos a México”.

Sin embargo, enfatizó que se privilegiará la diplomacia participando en los principales foros internacionales en los que se lleva el tema del conflicto en Medio Oriente, los programas de apoyo financiero por los refugiados y la cooperación con la sociedad civil en la materia.

Cabe destacar que como parte del Proyecto Habesha, una organización civil mexicana, el primer estudiante sirio de 30 que se tienen contemplados, llegó ayer a la Ciudad de México.

Excélsior

Excélsior es el segundo periódico más antiguo de la Ciudad de México, después de El Universal. Fue fundado por Rafael Alducin y su primer número circuló el 18 de marzo de 1917.