Jan Jarab, de ONU DH México; Areli Sandoval, de Espacio DESCA; Stephanie Brewer, del Centro Prodh; Leydy Pech, del Colectivo Chenero; Jorge Ulises Carmona, de la CNDH y Adan Garcia, moderador. Foto: La Jornada
El representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Jan Jarab, llamó a que el gobierno asuma el compromiso de beneficiar a los más desfavorecidos

Ciudad de México. México presenta grave déficit en el cumplimiento de los derechos económicos, sociales y culturales (DESC). Es un país con más de 50 millones de personas en pobreza, con 20 millones sin acceso a salud y con casi 70 millones sin acceso a seguridad social, de ahí que el Estado debe asumir las recomendaciones que recientemente le hizo el Comité de Naciones Unidas para esas garantías, señalaron expertos en el tema.

Durante un foro en el que se revisaron las recomendaciones del Comité de la ONU, el representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Jan Jarab, llamó a que el gobierno asuma el compromiso de beneficiar a los más desfavorecidos.

Recordó que algunas de las recomendaciones del Comité son formular un presupuesto que garantice el disfrute de los DESC, aumentar el salario mínimo, combatir la discriminación múltiple, condiciones laborales justas para trabajadores agrarios y domésticos, un plan para combatir la pobreza, entre otras.

Sobre todo, dijo, el Estado mexicano tiene 18 meses para responder a tres asuntos: agresiones a los defensores de DESC y prevención, situación de los familiares de desaparecidos y derechos de los pueblos indígenas, en particular sobre la consulta y consentimiento previos, libres e informados.