El Quijote II, 3

El bachiller Sansón Carrasco comenta que una de las críticas que se hacen a la historia de las aventuras del caballero manchego, recién aparecida, es decir, a la primera parte de El Quijote, es haber incluido una novela, la de ‘El Curioso impertinente’, que nada tiene que ver con la historia principal. A continuación el escudero hace el comentario siguiente: “ha MEZCLADO el hideperro BERZAS CON CAPACHOS”.

El agrio comentario que Sancho hace del autor, que en realidad es Cervantes, al llamarlo hijo de perro, ha de entenderse por la molestia que le causaron ciertas cosas que el bachiller Sansón Carrasco le informa dice el libro acerca de él.

En su nota a este pasaje, Diego Clemencín dice que “mezclar berzas con capachos” es una “frase proverbial que significa mezclar cosas inconexas y desconcertadas”.

@jagarciavilla