Especial
Criticó Calderón que en la actual administración se cometen más de 100 homicidios al día, casi el doble que al final de su gobierno

Luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador criticó que Felipe Calderón declaró la guerra al crimen organizado y el día que lo hizo se puso una casaca militar que le quedó grande y parecía al "comandante Borolas", el expresidente afirmó que a él no le queda el saco pero hay otros a los que el cargo les queda grande.

El expanista, sin mencionar al presidente López Obrador, publicó a través de Twitter que en la actual administración se cometen más de 100 homicidios al día, casi el doble que al final de su gobierno.

Sostuvo que su gobierno comenzó a limpiar la casa plagada de animales venenosos. 

"Hoy se les deja crecer porque no distinguen alacranes de abejas. A mí no me queda el saco, a otros el cargo les queda grande", indicó.