La hija del "Sol" habló en exclusiva de su famoso papá y ante rumores de distanciamiento a causa de la serie ella asegura que "todo está muy, muy bien"

La socialité, modelo y YouTuber Michelle Salas, hija de Luis Miguel, habló en exclusiva para la versión española de la revista Vanity Fair, a quienes contó que su padre no es como todos imaginan, pues ella lo conoce más alla de los reflectores y los escenarios. 

“Es muy humano, risueño, cálido, al contrario de lo que parece”, aseguró la influencer, quien también confesó que sus canciones favoritas interpretadas por su papá son "La incondicional" y "Suave".

Una de las cosas que más disfruta de su papá es la experiencia en el mundo del espectáculo y él no ha dejado de darle buenos consejos:  ¿El mejor de ellos? "Que si tienes disciplina no importa qué eres o a qué te dedicas. La clave del éxito reside en el timing, el momento, y en forjarte tu propio método".

Y aunque no quiso ahondar en más detalles sobre la vida de su papá, dejó muy claro que la relación es buena, pues había rumores que gracias a la serie y a como Luis Miguel pintó a su mamá en la serie sobre su vida, la fashionista lo dejó claro: “Lo que pasa dentro de casa es muy diferente a lo que se ve desde fuera. Nunca he ventilado mi vida ni la de mi gente porque me respeto a mí y a ellos. Todo está muy muy bien”.

Sin embargo, de la que no dudó en hablar fue de su adorada bisabuela Silvia Pinal, con quien dice, lleva una relación muy especial y en muchos aspectos es su modelo a seguir.
 
“Ella es como the apple of my eyes, la 'niña' de mis ojos. Tenemos una conexión muy rara, un click muy especial. Es muy trabajadora y muy luchadora, pero además es madre, hija, abuela y me ha demostrado que la fama y el glamour se pueden perder en un segundo y lo más importante es mantener tu humanidad y tu calidez”.
 

Algo que su abuela Sylvia Pasquel no ha dejado de remarcar, es que Michelle todo lo que tiene se lo ha ganado trabajando y ella lo deja claro, pues siempre tiene proyectos y cosas en mente, como la posibilidad de convertirse en actriz: “No me gusta decir 'nunca'. La vida da muchas vueltas, te topas con situaciones y con momentos en los que te preguntas: '¿Y por qué no?'. Pero por lo pronto estoy muy enfocada en lo que hago: me gusta mucho la moda, viajar, el estilo de vida, la fotografía... Y no en la interpretación que, al fin y al cabo, es lo que todo el mundo espera de mí. Tengo mucha presión en ese sentido. De hacer algo, sería en un gran proyecto. Y tendría que prepararme a fondo”.