Tomada de Twitter
Tras la violencia que dejó sin poder jugarse la vuelta de este encuentro, se analizan otros lugares para definir al campeón de la Copa Libertadores

Luego de los hechos de violencia que dejaron sin jugarse la Final de “Vuelta” de la Copa Libertadores en territorio de River Plate, se habla que el Súper Clásico podría tener como sede Miami (Estados Unidos), Catar o Asunción, la capital paraguaya.

Fallas en la organización, violencia y corrupción (había 300 boletos para reventa en poder del líder de la barra los Borrachos del Tablón), hicieron que las autoridades tomaran en cuenta una medida extrema, a pesar de que el presidente Mauricio Macri busque jugarlo en territorio argentino.

Miami comenzó a tomar fuerza como sede luego de que a las oficinas de la Conmebol llegara un ofrecimiento para hospedar la Final.

El emirato qatarí tiene una excelente relación con las autoridades del futbol suramericano, a tal punto que su selección será una de las invitadas a la próxima Copa América de Brasil en 2019.

Y Paraguay es opción porque la Conmebol conoce los procedimientos de seguridad y es un lugar próximo. Un comandante de la policía paraguaya, incluso, confirmó en la radio local ABC Cardinal que “fue consultado” por un posible operativo en Asunción para el partido River-Boca.

Todo indica que el partido saldrá de Argentina, ya lo dijo el capitán del Boca Juniors, Pablo Pérez, no jugarán en un lugar donde la seguridad no esté garantizada y sea un peligro “de muerte” celebrar el partido.

Con Información de Agencias