Juan Manuel "El Mono" Muñoz | Foto: Especial
El lunes el diario San Antonio Express-News señaló que el presunto operador de Los Zetas, por acuerdo se declaró responsable para ser informante del Gobierno de Estados Unidos y aportar datos de una red de corrupción que involucra a por lo menos 80 funcionarios mexicanos

Mientras que Juan Manuel “El Mono” Muñoz Luévano se declaró culpable y espera sentencia en San Antonio, Texas, por el delito de conspirar para lavar dinero proveniente de la droga, en Coahuila, sus gasolineras continúan operando.

El lunes el diario San Antonio Express-News señaló que el presunto operador de Los Zetas, por acuerdo se declaró responsable para ser informante del Gobierno de Estados Unidos y aportar datos de una red de corrupción que involucra a por lo menos 80 funcionarios mexicanos.

Desde el 2015, “El Mono” fue acusado formalmente en San Antonio, en donde se iniciaron indagatorias por delitos relacionados con la importación y distribución de cocaína, conspirar para lavar dinero y conspirar para la posesión de armas.

Muñoz Luévano fue detenido en 2016 en España y en marzo extraditado para enfrentar a la corte estadounidense. A pesar de que la Policía de España lo acusó de recibir ganancias por robo de combustible en Coahuila y Durango, sus gasolineras siguen operando bajo el nombre de “Juan Manuel Muñoz Luévano”, según los permisos PL/8293/EXP/ES/2015; PL/19948/EXP/ES/2017 en Saltillo, PL/8352/EXP/ES/2015 en Torreón y PL/8579/EXP/ES/2015 en Gómez Palacio.

Opera. La estación ubicada en bulevar Fundadores sigue funcionando. | Foot: Especial

De acuerdo con una publicación del periódico Reforma, se señala que entre marzo y octubre de 2016 a través de un consorcio manejado por Muñoz de nombre Grupo Matamoros, tuvo ingresos por más de 26 millones de pesos, de los cuales sólo 4 millones 601 mil 881 pesos ingresaron al banco, y los otros 21 millones se manejaron en efectivo.

Dentro de esa misma información, se detalló que del total de las ganancias, al menos 55 por ciento de lo registrado provenía de combustible robado. 

Según el reporte de la Comisión Reguladora de Energía, el lunes la gasolinera de “El Mono” ubicada en bulevar Fundadores 8550 fue la sexta más cara de la ciudad con el diésel a 21.32 pesos, la Premium a 21.09, y con la magna fue la novena más cara en la localidad a un precio de 19.79 pesos.