Para muchos migrantes el "sueño americano" dejó de ser una opción, pues ante los peligros de cruzar el territorio mexicano y los ataques del presidente norteamericano, Donald Trump, de separar (otra vez) familias. Ahora la permanencia y oportunidad de trabajo s ha convertido en el “sueño mexicano”

México.- Para muchos migrantes el "sueño americano" dejó de ser una opción, pues ante los peligros de cruzar el territorio mexicano y los ataques del presidente norteamericano, Donald Trump, de separar (otra vez) familias. Ahora la permanencia y oportunidad de trabajo s ha convertido en el “sueño mexicano”.

.

“No nos iremos, moriremos de hambre si es necesario. No queremos regresar a Honduras”, aseguraron migrantes de la caravana, mismos que aceptaron el traslado en autobuses a la estación migratoria de Tapachula.

El desgaste ha hecho considerar a más de uno en quedarse a radicar en Chiapas ya que, consideran que Andrés Manuel López Obrador, ayudará a regularizar su condición y apuestan a una reforma migratoria que les beneficie.

“Estamos cansados y mal, nuestra meta es sobrevivir en este país porque no podríamos llegar hasta Estados Unidos solos. En Honduras se ha vuelto común el secuestro, el robo de casas; además no hay comida” narra Karen Rojas a La Razón.

Claudia, otra migrante relata haber sido víctima de saqueos: “Me robaron mi mochila, ahí tenía mi dinero y mis documentos. Iba a tramitar mi visa de trabajo o alguna condición de refugio, pero ya no tengo nada; todo se fue en mi mochila, mi identificación, mi dinero y mis sueños”.

Quienes tuvieron menos suerte fueron los cientos de hondureños que se quedaron detrás de la puerta de migración. Amontonados y con una temperatura de 35 grados algunos comenzaron a desmayarse por la falta de espacio y agua.

No obstante, la próxima secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, explicó que Andrés Manuel López Obrador no solo quiere dar empleo a los mexicanos, sino también emplear a los migrantes centroamericanos.

El presidente electo ofreció darles visas, y oportunidad de trabajo para la construcción de algunas obras importantes, como el Tren Maya, así como para apoyar en labores de medio ambiente.

Sánchez Cordero añadió que el próximo gobierno pretende detonar el desarrollo en el Triángulo Norte centroamericano, para que las personas no tengan la necesidad de emigrar por violencia u oportunidad.

También, señaló que después de algunas valoraciones, se tomó la decisión de que la siguiente administración tiene posibilidades de ofrecerles empleo a los centroamericanos para mano obra en los nuevos proyectos de infraestructura.

La ex ministra de la Corte afirmó que las visas de trabajo se entregarán a quienes así las soliciten.