Archivo
Religiosas mantienen la fe en beatificación de Jesús María Echavarría

A diferencia de otras doctrinas, el catolicismo no es una máquina expendedora de milagros, como se podría creer. Son muy pocos los personajes en proceso de beatificación por un hecho considerado como tal ante el Vaticano.

Solo hay un hecho estudiado durante 19 años continuos. Se trata del caso de un médico que contrajo una enfermedad poco común en la colonia Antonio Cárdenas en la década de 1990, en Saltillo.

Según su testimonio, fue salvado gracias a la fe que se le tiene a Jesús María Echavarría, quien fue Obispo en los años cincuenta en la ciudad.

Para que este testimonio sea considerado como milagro, falta la aceptación de un cardenal, de los cinco que son necesarios.

La hermana Gloria González es miembro de la causa de canonización de Jesús María Echavarría y explicó la diferencia entre favor y milagro.

El primero, es cualquier acto en beneficio de una persona realizado por Dios: como encontrar las llaves, ayuda en el examen, salir de una enfermedad.

El segundo, es un favor muy especial que tiene que ser revisado por el Vaticano para registrarlo y comenzar con la beatificación de a quien se haya entregado la fe en el momento de la necesidad.

De acuerdo con la religiosa, en México, actualmente se encuentran en proceso de análisis varias beatificaciones (35) de mártires que murieron durante la guerra cristera, pero no por milagro, como el caso de Echeverría.

EL MILAGRO A DETALLE

El nombre del doctor que aseguró ser beneficiado por las capacidades milagrosas del ex obispo es Alberto Mario de la Peña Rebonato. de apenas 35 años y quien murió cuatro años después de haber librado una infección aguda que ni él supo cómo detener, a pesar de su profesión.

Los médicos le dijeron que era incurable y estuvo 22 días en el Hospital Muguerza, en ese tiempo hubo un momento en que uno de los médicos que lo atendía le dijo a sus familiares que lo darían de alta sin posibilidad de hacer más para salvarlo.

El joven doctor aseguró que se encomendó a Jesús María Echavarría para salir de la enfermedad y días después de encomendarse, su estado de salud mejoró a tal grado de llegar a estar totalmente sano.

 

EL PROCESO PARA BEATIFICAR

Los pasos para que un acto excepcional sea estudiado por el Vaticano y se confirme como milagro son extensos y nada fáciles de realizar.

En primer lugar, el testigo del hecho tiene que acercarse a una sede religiosa diciendo lo que vivió o presenció.

Después se lleva con el obispo de la ciudad, que en aquellos años era Francisco Villalobos, por ejemplo.

Éste tiene la obligación de recaudar información de testigos, entrevistarlos, pedirles que escriban lo que presenciaron para después enviar la información al Vaticano.

En esta ocasión fue durante el años 2001 que se enviaron los documentos para que se analizaran. Inclusive, el doctor, en una visita a Italia, se realizó algunas radiografías para mostrarlas  como evidencia.

Fue hace un año y medio cuando las hermanas recibieron las últimas noticias de la Santa Sede sobre el proceso. Tienen fe de que en los últimos meses, por fin se beatifique a este religioso.

SON 2 MILAGROS

No es solo el caso del doctor se le adjudica a Jesús María Echavarría como milagro. También está el de las dos niñas que murieron ahogadas en Sinaloa.

Duraron varios días en el hospital y fueron declaradas muertas. Su familia pidió por ellas y días después despertaron. A diferencia del proceso anterior en el Vaticano, este se encuentra en las primeras etapas.