Foto: AP
Los Cavaliers hicieron lo imposible y se convirtieron en el primer equipo campeón de la NBA que remonta una desventaja 1-3 en las Finales

Saltillo.- Mientras hay vida, hay esperanza. Los aficionados de Cleveland, una ciudad acostumbrada al fracaso, estaban aferrados a un milagro que cambiara los años de frustración por un momento de gloria.

Ese momento llegó el 19 de junio del 2016, en el séptimo juego de las Finales de la NBA. Ningún equipo había remontado una desventaja de 1-3 en la mejor liga de basquetbol del planeta, pero los Cavaliers comandados por LeBron James, tenían una cita con la historia. 

“El rey” no tuvo su mejor partido (27 puntos, 11 rebotes y 11 asistencias), pero su ímpetu fue suficiente para cumplir su misión cuando regresó al equipo que lo vio nacer profesionalmente. Hacerlos campeones.

Los Cavaliers le dieron el primer título en alguno de los cuatro deportes principales a la ciudad en 52 años. Los Browns de la NFL le habían dado la última alegría a la afición en 1964.

El rival era un hueso duro de roer. Los Warriors de Golden State llegaban como flamantes campeones y buscaban coronar una campaña de ensueño donde batieron récords y se convirtieron en un equipo de leyenda.

El último juego estaba más parejo que nunca. Cada equipo llegó al séptimo encuentro con 610 puntos y a falta de 1:19 en el cuarto periodo estaban empatados a 89 puntos. Parecía el guión de una dramática película.

En la Final del año pasado fue LeBron y solamente LeBron ante todo el equipo de Golden State. Ahora repartió la responsabilidad a Kevin Love y Kyrie Irving, al final fue este último, a 43 segundos de irse a tiempo extra, cuando se suspendió en el aire ante Stephen Curry y anotó un triple para dejar el marcador 92-89.

Los más de 20 mil aficionados que llenaron la duela estaban incrédulos, pensando que era una pesadilla. “El rey” llegó a la ciudad del oro y les robó su más preciado trofeo para llevarlo a su casa, a Cleveland.

“Estoy contento por ser parte de la historia”. “Estoy en casa... estoy en casa... No tengo palabras. Esto es increíble”. Dijo LeBron al finalizar el juego. 

Foto: AP

James se desplomó cuando sonó la bocina que marcó el final del duelo. Había logrado lo imposible, fue un guerrero durante toda la serie y coronó su actuación con la distinción de ser el Jugador Más Valioso, su tercero en su fructífera carrera. 

Cleveland no duerme, hizo historia y le devolvió la esperanza a una ciudad que perdió la mala costumbre de vivir en la derrota.

27.1 puntos por juego promedió Kyrie Irving en la final, la mayor cantidad de PPJ para un compañero de LeBron James

Datos de la final

• LeBron James es el tercer jugador con triple-doble en un Juego 7 de una final en la historia.
• LeBron James se convirtió en el quinto jugador en ganar el MVP de Las Finales 3 veces.
• James es el primer jugador en la historia de la postemporada en liderar a ambos equipos en Pts, Reb, Ast, Rob y Tps en cualquier serie.
• Los Warriors tuvieron 9 derrotas en postemporada. El primer equipo en perder la misma cantidad de juegos en la postemporada que en la temporada regular.
• Cavaliers es el primer equipo campeón en la historia que perdió 3 de los primeros 4 juegos de la serie.
• Los Cavaliers se convierten en el primer equipo profesional de la ciudad de Cleveland en ganar un título desde que lo hicieran los Browns en 1964.
• Fue el noveno juego (del séptimo juego) en la historia de las finales que se decidió por 5 puntos o menos.

Golden State - Cleveland 89-93

SERIE: 4-3 Cavaliers

Eq. 1 2 3 4 T
CLE 23 19 33 18 93
GS 22 27 27 13 89